52. Jahrgang Nr. 5 / November 2022
Datenschutzerklärung | Zum Archiv | Suche




Ausgabe Nr. 10 Monat Dezember 2004
Yo soy mi celda...


Ausgabe Nr. 9 Monat November 2004
Widerstand? - Fehl(er)anzeige!


Ausgabe Nr. 11 Monat Dezember 2004
Notstand: einbetoniert ... oder doch: Extra Ecclesiam salus est?


Ausgabe Nr. 1 Monat Januar 2005
Misericordias Domini in aeternum cantabo - Autobiographie von Mgr. Pierre Martin Ngô-dinh-Thuc, Erzbischof von Hué, übersetzt von Elisabeth Meurer


Ausgabe Nr. 1 Monat Januar 2005
DECLARATIO


Ausgabe Nr. 1 Monat Januar 2005
Bischofsweihen


Ausgabe Nr. 1 Monat Januar 2005
Fortsetzung


Ausgabe Nr. 1 Monat Januar 2005
Fortsetzung II


Ausgabe Nr. 1 Monat Januar 2005
Fortsetzung III


Ausgabe Nr. 4 Monat April 2004
Krönungseid des Papstes


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2004
Franz Nomista: Stellungnahme zur Frage: Welches ist die zentrale Häresie der sog. 'Konzils-Kirche?


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2004
Papst Pius IX.: Syllabus


Ausgabe Nr. 6 Monat Juli 2004
Magdalena S. Gmehling: Die Propheten laufen nie mit der Mehrheit. Zum 70. Todestag des christlichen Publizisten und Märtyrers Fritz Michael Gerlich


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
Habemus Papam?


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
Anhang: Ratzingers Stellungnahme zu verschiedenen Themen


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
Die Krise des Glaubens und der Verfall der röm.-kath. Kirche


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2005
Eine kritische Analyse von Ratzingers Dominus Jesus


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2004
Reflections on 'The Passion of the Christ'


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2004
L’ERREUR FONDAMENTALE DE VATICAN II


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2004
CONSOLACIONES PARA LOS FIELES


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2004
Some Remarks concerning the Consecrations by Mgr. Ngô-dinh-Thuc and Mgr. Carmona


Ausgabe Nr. 8 Monat Oktober 2004
Cual es la herejsia central de asi llamada


Ausgabe Nr. 8 Monat Oktober 2004
Open Letter to most Reverend Bishop M. Pivarunas


Ausgabe Nr. 8 Monat Oktober 2004
Paganisation of the Liturgy in India


Ausgabe Nr. 8 Monat Oktober 2004
Clothes Make the Person


Ausgabe Nr. 8 Monat Oktober 2004
La posizione teologica dell'Unione Sacerdotale Trento (nel Messico)


Ausgabe Nr. 10 Monat Dezember 2004
EL ERROR PRINCIPAL DEL VATICANO II


Ausgabe Nr. 10 Monat Dezember 2004
La libertad religiosa, error del Vaticano II


Ausgabe Nr. 10 Monat Dezember 2004
EL HABITO HACE AL MONJE


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2005
Zur aktuellen Situation


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2005
Zur theologischen Position von Kardinal Ratzinger


Ausgabe Nr. 6 Monat Oktober 2005
Vom Elend der Postmoderne


Ausgabe Nr. 7 Monat Dezember 2005
Unfreundliche Betrachtungen


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
HABEMUS PAPAM?


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
The Holy Trinity


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
La libertad religiosa, error del Vaticano II


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
Sobre la situacin actual de la Iglesia


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
A propos de la situation actuelle de lEglise


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
A commentary on the present situation of the Church


Ausgabe Nr. 11 Monat december 2005
A Word from the Editor


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2006
Auch eine Unverzeihliche - Hinweis auf Cristina Campo


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2006
Brief an die Redaktion


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2006
Autobiografa de Monseor P. M. Ng-dinh-Thuc - Prologo


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2006
Autobiografia I


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2006
Autobiografia II


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2006
Autobiografia III


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2006
Autobiografia IV


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2006
Apendice I - Autobiografia breve


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2006
Apendice II - Documentos


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1971
Einige przise Fragen an Herrn Professor Schmaus


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1971
Im Verborgenen


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1971
WAHNSINN


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2003
DAS ATHANASIANISCHE GLAUBENSBEKENNTNIS


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2003
Richtlinien fr eine Papstwahl


Ausgabe Nr. 2 Monat Mrz 2003
Orthodoxie und europische Identitt


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2003
ber das Papsttum der Rmischen Bischfe


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2003
Die Bulle Cum ex apostolatus officio


Ausgabe Nr. 4 Monat April 2003
Surrexit Christus, spes mea


Ausgabe Nr. 4 Monat April 2003
The Roman Catholic Diaspora Church


Ausgabe Nr. 4 Monat April 2003
La silla apostlica ocupada


Ausgabe Nr. 4 Monat April 2003
Where do we stand?


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2003
ber das Papsttum der Rmischen Bischfe


Ausgabe Nr. 6 Monat Juli 2003
Zur derzeitigen Situation der Kirche


Ausgabe Nr. 7 Monat September 2003
Auf der Suche nach dem Hauptirrtum des II. Vatikanums


Ausgabe Nr. 7 Monat September 2003
Ein Mnch, der ein Buch geworden ist


Ausgabe Nr. 8 Monat October 2003
Consoling meditations for the faithful


Ausgabe Nr. 8 Monat October 2003
LEglise Catholique-Romaine de la diaspora


Ausgabe Nr. 8 Monat October 2003
Sobre la situacin actual de la Iglesia (esp.)


Ausgabe Nr. 8 Monat October 2003
A propos de la situation actuelle de lEglise (fr.)


Ausgabe Nr. 8 Monat October 2003
A commentary on the present situation of the Church (engl.)


Ausgabe Nr. 11 Monat December 2003
MORTALIUM ANIMOS


Ausgabe Nr. 11 Monat December 2003
The Apostolic See Occupied


Ausgabe Nr. 11 Monat December 2003
Ou en sommes-nous?


Ausgabe Nr. 11 Monat December 2003
Dalla Lotta delle civilt alla Lotta delle idee


Ausgabe Nr. 11 Monat December 2003
Yo soy mi celda...


Ausgabe Nr. 3 Monat Juni 1971
BRAND IM BASAR


Ausgabe Nr. 3 Monat Juni 1971
Zur Frage der Gltigkeit der heiligen Messe


Ausgabe Nr. 3 Monat Juni 1971
BRIEF DER REDAKTION


Ausgabe Nr. 1 Monat Mrz 2002
Zur Diskussion ber die Des-Laurierssche These


Ausgabe Nr. 2 Monat Mars 2002
Le Seigneur est ressuscit et il est apparu Simon (fr/eng/spa)


Ausgabe Nr. 2 Monat Mars 2002
Alla ricerca dellunit perduta


Ausgabe Nr. 2 Monat Mars 2002
In Search of lost unity (engl/spa)


Ausgabe Nr. 2 Monat Mars 2002
CARTA PASTORAL SOBRE LA FAMILIA


Ausgabe Nr. 2 Monat Mars 2002
Yo soy mi celda...


Ausgabe Nr. 2 Monat Mars 2002
SOBRE EL PROBLEMA DE UNA POSIBLE ELECCION PAPAL


Ausgabe Nr. 4 Monat Juli 1971
WIDERSPRUCH


Ausgabe Nr. 4 Monat Juli 1971
DER KRNUNGSEID DES PAPSTES


Ausgabe Nr. 4 Monat Juli 2002
William Shakespeare


Ausgabe Nr. 5 Monat September 2002
DIE ROLLE DES FORTSCHRITTS IM KATASTROPHALEN NIEDERGANG


Ausgabe Nr. 5 Monat September 2002
Der Apostolische Stuhl


Ausgabe Nr. 5 Monat September 2002
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 6 Monat November 2002
Pfarrer Carl Sonnenschein


Ausgabe Nr. 8 Monat December 2002
Concerning the problem of the


Ausgabe Nr. 8 Monat December 2002
Autobiografia de su Em. Mons. Pierre Martin Ng-dinh-Thuc


Ausgabe Nr. 8 Monat December 2002
Is Mgr. Lefebvre a validly consecrated bishop?


Ausgabe Nr. 8 Monat December 2002
Le Sige apostolique < occup >


Ausgabe Nr. 8 Monat December 2002
La sede apostolica


Ausgabe Nr. 8 Monat December 2002
A Word from the Editor (engl./espan./fr.)


Ausgabe Nr. 5 Monat August 1971
Ehre dem Menschen


Ausgabe Nr. 5 Monat August 1971
GALILEO GALILEI


Ausgabe Nr. 6 Monat September 1971
DIE WISSENSCHAFT MONTINIS


Ausgabe Nr. 7 Monat Diciembre 2001
Jesus Lord at thy birth/Nacimiento (Eng/Esp)


Ausgabe Nr. 7 Monat Diciembre 2001
LA IGLESIA CATOLICO-ROMANA EN LA DIASPORA


Ausgabe Nr. 7 Monat Diciembre 2001
Dominus Jesus


Ausgabe Nr. 7 Monat Diciembre 2001
ESSERE CRISTIANI SENZA CHIESA ?


Ausgabe Nr. 7 Monat Diciembre 2001
A la recherche de l'unit perdue


Ausgabe Nr. 7 Monat Diciembre 2001
COMMUNICATION DE LA REDACTION (fr./engl/espa/ital)


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2001
Auf der Suche nach der verlorenen Einheit


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2001
Offener Brief an H.H. P. Perez


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2001
Und das Wort ist Fleisch geworden


Ausgabe Nr. 3 Monat Juli 2001
Zur UNICEF


Ausgabe Nr. 4 Monat September 2001
Bulle Cum ex Apostolatus officio


Ausgabe Nr. 4 Monat September 2001
Anmerkungen zum Briefwechsel mit H.H. Pater Perez


Ausgabe Nr. 4 Monat September 2001
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 8 Monat Januar 2002
Die Synode von Pistoja


Ausgabe Nr. 1 Monat April 2000
ber die Familie


Ausgabe Nr. 1 Monat April 2000
Kurze Antwort auf eine Anfrage zum Sedisvakanzproblem


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2000
... und ich pldiere fr die schwarzen Kutten


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2000
DONDE ESTAMOS?


Ausgabe Nr. 3 Monat August 2000
SER CRISTIANO SIN IGLESIA? - UNA PONENCIA-


Ausgabe Nr. 4 Monat Nov.-Doppel-Nr.4/5 2000
DIE RMISCH-KATHOLISCHE DIASPORA-KIRCHE


Ausgabe Nr. 4 Monat Nov.-Doppel-Nr.4/5 2000
Econe ante portas - notwendige Klarstellungen


Ausgabe Nr. 4 Monat Nov.-Doppel-Nr.4/5 2000
IN MEMORIAM H.H. PFR. MOLITOR


Ausgabe Nr. 4 Monat Nov.-Doppel-Nr.4/5 2000
VIVA CRISTO REY! -ESTACIONES DE UN VIAJE POR MJICO-


Ausgabe Nr. 4 Monat Nov.-Doppel-Nr.4/5 2000
ESSERE CRISTIANI SENZA CHIESA ?


Ausgabe Nr. 6 Monat Dezember 2000
Unser Heiland und Knig ist geboren! (dt/engl)


Ausgabe Nr. 7 Monat Mrz 2001
Dominus Iesus


Ausgabe Nr. 7 Monat Mrz 2001
Lettera a cristiani preoccupati (ital)


Ausgabe Nr. 7 Monat Mrz 2001
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 7 Monat Oktober 1971
DIE SCHWCHE DES KARDINAL ANTONIO BACCI


Ausgabe Nr. 7 Monat Oktober 1971
ZUM BRIEF EINES PFARRERS


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1999
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1999
DER GROSSE VERRAT AM PAPSTTUM


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 2000
In memoriam H.H. Pfr. i.R. Werner Graus


Ausgabe Nr. 8 Monat November 1971
ZUM BRIEF EINES LESERS


Ausgabe Nr. 9 Monat Dezember 1971
EIN AUFSCHLUSSREICHER HIRTENBRIEF


Ausgabe Nr. 9 Monat Dezember 1971
TUET BUSSE!


Ausgabe Nr. 10 Monat Januar 1972
DAS LETZTE EVANGELIUM


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 1972
EIN IRRLEHRER: G.A. RONCALLI - JOHANNES XXIII.


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 1972
LAIEN HELFEN DER KIRCHE


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 1972
QUELLEN DER GLAUBENSLEHRE


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1998
DER HL. DON BOSCO


Ausgabe Nr. 11 Monat April-Sondernummer 1998
DECLARATIO


Ausgabe Nr. 11 Monat April-Sondernummer 1998
ERKLRUNG S.E. Mgr. Pierre Martin Ng-dinh-Thuc


Ausgabe Nr. 11 Monat April-Sondernummer 1998
CURRICULUM VITAE DE MGR. PIERRE MARTIN NG-DINH-THUC


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1997
WEIHEURKUNDE VON HERFORD


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2006
Der Protestantismus und seine kumenische Aufwertung


Ausgabe Nr. 3 Monat Juli 1997
SIND DIE POST-KONZILIAREN WEIHERITEN GLTIG?


Ausgabe Nr. 3 Monat Juli 1997
SIND DIE POST-KONZILIAREN WEIHERITEN GLTIG?- Fortsetzung


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1997
DAS UTRECHTER SCHISMA UND DER ALTKATHOLIZISMUS


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1997
DIE RESTITUTION DER KIRCHE ALS RECHTSGEMEINSCHAFT, Anmerkungen


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1998
Man mu die Herzen fr Christus erweitern


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1993
EIN FREIMAURER ALS BOTSCHAFTER BEIM 'VATIKAN'


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1993
EIN NEUES KLOSTER IN FRANKREICH


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1996
EIN SOLCHER RELIGIONSUNTERRICHT VERDIENT NICHT SEINEN NAMEN


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1996
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1996
Buchbesprechung: Die Unterminierung der (katholischen) Kirche


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1996
VERSINKT DER KATHOLISCHE WIDERSTAND IM SEKTIERERTUM?


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1996
VERSINKT DER KATHOLISCHE WIDERSTAND... (Anmerkungen)


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1996
Gedanken ber Formen heidnischer Antizipationen der Jungfrauengeburt


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1995
IN MEMORIAM...


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1994
WARNING REGARDING A SUPPOSED BISHOP


Ausgabe Nr. 13 Monat June 2011
La Santisima Trinidad


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1994
Sukzessionsliste von Jean Laborie


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1994
BOOK REVIEW


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 1994
In memoriam


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1992
DIE RMISCH-KATHOLISCHE DIASPORA-KIRCHE - FIKTION ODER WIRKLICHKEIT? -


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1992
DIE RMISCH-KATHOLISCHE DIASPORA-KIRCHE - FIKTION ODER WIRKLICHKEIT? -


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1992
ARCHBISHOP NGO-DINH-THUC MARTYR FOR THE FAITH


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1992
Zum Problem der gegenwrtigen Vakanz des rmischen Stuhles


Ausgabe Nr. 12 Monat Januar, Sondernr. 1993
ENTHLLUNG DES SYSTEMS DER WELTBRGER-REPUBLIK


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar-Mrz 1993
ENTHLLUNG DES SYSTEMS DER WELTBRGER-REPUBLIK


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar-Mrz 1993
Zum Problem der gegenwrtigen Vakanz des rmischen Stuhles


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1991
EINE ZEITUNG STELLT SICH VOR: FRAKTUR


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1991
ZUR AKTUELLEN SITUATION DER KIRCHE


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1991
ZUR ERNCHTERUNG DER GEMTER


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 1991
AUFRUF AN ALLE KATHOLISCHEN CHRISTEN


Ausgabe Nr. 5 Monat Februar 1992
D E C L A R A T I O


Ausgabe Nr. 5 Monat Februar 1992
IN MEMORIAM S.E. MGR. MOISS CARMONA RIVERA


Ausgabe Nr. 5 Monat Februar 1992
DER MODERNE HOMINISMUS UND SEINE ABARTIGE RELIGIOSITT


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1990
DIE ZERSTRUNG DES SAKRAMENTALEN PRIESTERTUMS DURCH DIE RMISCHE KONZILSKIRCHE


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli, Sondernr 2/3 1990
2. Die Grndung der Kirche als eines heiligen Reiches 'in dieser Welt'


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1990
ANMERKUNGEN ZUR THEOLOGIE VON H.H. P. GROSS


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1990
DER KAMPF GEGEN DIE HEILIGE MESSE


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1990
DIE BULLE CUM EX APOSTOLATUS OFFICIO VON PAPST PAUL IV.


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1990
ZWISCHEN ZWEI STHLEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Mrz 1991
DER HL. LAURENTIUS VON BRINDISI


Ausgabe Nr. 7 Monat April-Sondernr 1991
DIE ZERSTRUNG DES SAKRAMENTALEN PRIESTERTUMS DURCH DIE RMISCHE KONZILSKIRCHE


Ausgabe Nr. 7 Monat April-Sondernr 1991
KAPITEL III: DIE AKTUELLE VERWIRKLICHUNG


Ausgabe Nr. 7 Monat April-Sondernr 1991
KAPITEL IV: DIE FRAGE NACH DEM SOG. SPENDER


Ausgabe Nr. 7 Monat April-Sondernr 1991
KAPITEL V: DIE STNDIGE ANGLEICHUNG


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1989
DIE STELLUNG DER KIRCHE IM POLITISCHEN LEBEN DES RMERREICHES


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1989
NEW AGE, Vorwort


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1989
NEW AGE, Ausfhrung II


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1989
ZUR PROBLEMATIK DER RESTITUTION DER KIRCHLICHEN HIERARCHIE


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1989
DIE ENTWICKLUNG DER KIRCHLICHEN VERFASSUNG BIS ZUM 5. JAHRHUNDERT


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1990
AUF DEM WEG ZUR WELTEINHEITSRELIGION


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1990
UBI PETRUS - IBI ECCLESIA


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1990
ZUR PROBLEMATIK DER RESTITUTION DER KIRCHLICHEN HIERARCHIE


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1990
BISCHFLICHE ERKLRUNG


Ausgabe Nr. 6 Monat Januar 1989
DIE KRISE DES GLAUBENS UND DER VERFALL DER RM.-KATH. KIRCHE


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1988
BRIEF VON S.E. BISCHOF CARMONA AN EINEN MODERNISTISCHEN PRIESTER


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1988
DIE ZWIELICHTIGKEIT DER GESTALT JOHANNES XXIII., Fortsetz.


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1988
ZUR PERSON VON MGR. MARCEL LEFEBVRE


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1988
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN


Ausgabe Nr. 8 Monat Mrz 1989
GEHRTEN RONCALLI UND MONTINI DER LOGE AN?


Ausgabe Nr. 7 Monat April-Sondernr 1988
KIRCHE OHNE RELIGION UND RELIGIONSLOSE KIRCHEN


Ausgabe Nr. 7 Monat April-Sondernr 1988
KIRCHE OHNE RELIGION UND RELIGIONSLOSE KIRCHEN, Fortsetz


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1987
ber die christliche Taufe und das Tauf-Sakrament


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1987
STELLUNGNAHME ZU DEM ARTIKEL DIE KRISE DER APOSTOLISCHEN SUKZESSION...


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1987
KOMMENTAR ZU DEM DOKUMENT 'DIALOG UND MISSION'


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1987
DIE PARUSIE, IV. Kap


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1987
DIE PARUSIE, V. Kap


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1987
DIE PARUSIE, IX. Kap


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1987
DIE PARUSIE, X. Kap und Anhang


Ausgabe Nr. 6 Monat Mrz 1988
KIRCHE OHNE RELIGION UND RELIGIONSLOSE KIRCHEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Mrz 1988
NEW AGE


Ausgabe Nr. 6 Monat Mrz 1988
WARUM DER STANDPUNKT DER PRIESTERBRUDERSCHAFT ST. PIUS X. VON MGR. LEFEBVRE VERWORFEN WERDEN MUSS


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1986
DER WIEDERAUFBAU DER KIRCHLICHEN HIERARCHIE


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1986
UNTERWEGS ZUR WELTEINHEITSRELIGION


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1986
ZUM TODE VON HERRN DR. HUGO MARIA KELLNER


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1986
... DEN LEIB DES HERRN NICHT MEHR UNTERSCHEIDEN...


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1986
REV.FR. MCKENNA ZUM BISCHOF GEWEIHT


Ausgabe Nr. 5 Monat Januar 1987
ZUM 'MYSTERIUM FIDEI'


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1985
WIEDERVEREINIGUNGSVERSUCHE BIS ZUM PONTIFIKAT PIUS XII.


Ausgabe Nr. 3 Monat Juli 1985
SEELSORGE IN MEXIKO


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1985
Es WRE ZU BEDENKEN


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1985
BRIEF VON HERRN PROF. DR. D. WENDLAND AN DIE REDAKTION


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar/Mrz 1986
DER WIEDERAUFBAU DER KIRCHLICHEN HIERARCHIE


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar/Mrz 1986
KRNUNGSEID DES PAPSTES


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar/Mrz 1986
AN IHREN FRCHTEN WERDET IHR SIE ERKENNEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar/Mrz 1986
DIE KOMMUNION ALS OPFERMAHL


Ausgabe Nr. 5 Monat Juli 2006
Armenische Passion


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1984
DIE ZERSTRUNG DER HL, MESSE IM SOG. 'N.O.M.'


Ausgabe Nr. 3 Monat September 2013
Die Irrtmer des II. Vatikanums und ihre berwindung


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1984
ZUR BISCHOFSWEIHE VON MGR. GNTHER STORCK


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1984
DER GESALBTE ANTICHRIST


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1985
EINE HRETISCHE 'ERKLRUNG'


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1985
DIE ZERSTRUNG DER HL. MESSE IM SOG. 'N.O.M.'


Ausgabe Nr. 12 Monat September 2006
The Autobiography of Mgr. Pierre Martin Ng-dinh-Thuc - Misericordias Domini in aeternum cantabo


Ausgabe Nr. 12 Monat September 2006
The Autobiography of Mgr. Ng-dinh-Thuc - Part 2


Ausgabe Nr. 12 Monat September 2006
The Autobiography of Mgr. Ng-dinh-Thuc - Part 3


Ausgabe Nr. 12 Monat September 2006
The Autobiography of Mgr. Ng-dinh-Thuc - Part 4


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1983
Die Ereignisse der beiden letzten Jahre


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1983
EIN BRIEF VON BISCHOF MOISES CARMONA


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1983
DIE MACHT HINTER ECONES THRON


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1983
Die Wojtylanische Diktatur


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1983
IST MAN SCHISMATIKER, WENN MAN DEN STUHL DES HEILIGEN PETRUS .... FR UNBESETZT ... HLT


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1983
NOCH EINMAL: ZUM PROBLEM DES 'UNA CUM' IM 'TE IGITUR' DER HL. MESSE


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1983
WIDER DIE PROPHEZEIHUNGEN DES SOG. ROMAN CATHOLIC


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1983
BRIEF VON H.H. P. BARBARA AN DIE REDAKTION


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1983
Die Wojtylanische Diktatur


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1983
HELDEN MIT AUSZEICHNUNG UNERWNSCHT


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1983
AUTORITT UND SEDISVAKANZ


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1984
BERICHT AUS BRSSEL


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1984
FRONTWECHSEL


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1984
DIE ZERSTRUNG DER HL. MESSE IM SOG. 'N.O.M.'


Ausgabe Nr. 7 Monat Mrz 1984
Eine Erklrung von Mgr. M.L. Gurard des Lauriers


Ausgabe Nr. 7 Monat Mrz 1984
DIE KIRCHE DER LETZTEN TAGE


Ausgabe Nr. 7 Monat Mrz 1984
REFLEXIONEN UND MOMENTE EINER KRITISCHEN ANALYSE


Ausgabe Nr. 7 Monat Mrz 1984
DIE ZERSTRUNG DER HL. MESSE IM SOG. 'N.O.M.'


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1982
BRIEF AN S.E. MGR. PIERRE MARTIN NG-DINH-THUC


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1982
M. LEFEBVRE IN MEXIKO


Ausgabe Nr. 2 Monat August 1982
T E S T I F I C A T I O


Ausgabe Nr. 2 Monat August 1982
BISCHOFSWEIHE S.E. MGR. BENIGNO BRAVO UND MGR. ROBERTO MARTINEZ


Ausgabe Nr. 2 Monat August 1982
ERZBISCHOF PETER MARTIN NGO-DINH-THUC


Ausgabe Nr. 2 Monat August 1982
MGR. LEFEBVRE CONTRA MGR. LEFEBVRE


Ausgabe Nr. 3 Monat Oktober 1982
OFFENER BRIEF AN DIE ... KULTURGEMEINSCHAFT ST. PLUS X. E.V.


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 1982
EIN BRIEF VON BISCHOF MOISES CARMONA


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 1982
DECLARATIO


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 1982
Epistola


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 1982
Declaration concernant Palmar


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 1982
BISCHOFSWEIHEN


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1981
SEQUENZ ZUM HL. FRONLEICHNAMSFEST


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1981
TRADITIONALISTISCHER PROTESTANTISMUS


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1981
BRIEFAUSZUG


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1981
ZUM PROBLEM DES UNA CUM


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1981
DIE FALSCHE KUMENE DES MODERNISTISCHEN ROM


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1981
DER HL. RABANUS MAURUS


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1981
ZU EINER VERLAUTBARUNG VON MONSEIGNEUR LEFEBVRE


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1982
KURZE BESCHREIBUNG DES TRADITIONALISMUS IN MEXIKO


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1982
PREDIGT VOM 4. OKTOBER 1981


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1982
STELLUNGNAHME ZU DEM STANDPUNKT VON MGR. MARCEL LEFEBVRE


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1980
PRZISE ZIELE!


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1980
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1980
SECTE ORTHODOXE?


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 1980
DER GREUEL DER VERWSTUNG


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 1980
QU'EST-CE DIRE: LA NOUVELLE MESSE PEUT TRE VALIDE ?


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 1980
LETTRES


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 1980
CAHIERS de CASSICIACUM


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1980
CHRISTUS NOVUM INSTITUIT PASCHA...


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1980
ANTWORT VON H.H. PFARRER HANS MILCH


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1980
RALLIONS-NOUS : L'EXEMPLE VIENT D'EN-HAUT


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1980
DIE KATZE LSST DAS MAUSEN NICHT.


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1980
RCKGABE VON MENSCH UND WELT


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1980
CHRISTUS NOVUM INSTITUIT PASCHA...


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1980
CHRISTUS NOVUM INSTITUIT PASCHA... Fortsetzung


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1980
REPONSE DE HR L'ABBE HANS MILCH AUX QUESTIONS


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1980
KOEXISTENZ DER VOR- UND NACHKONZILIAREN RITEN?


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1980
RIEN QUE L'ANCIENNE MESSE -THE OLD MASS ONLY fr/eng


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1981
DER NOVUS ORDO MISSAE: EINE GEGEN-MESSE


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1981
QUE SIGNIFIE LA COEXISTENCE DES RITES PRE- ET POSTCONCILIAIRES


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1981
Protestation de Foi Catholique - franz/deutsch


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1981
A CO-EXISTANCE OF THE PRE- AND POSTCONCILIAR RITES


Ausgabe Nr. 7 Monat Dezember 2006
Przise Ziele!


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1979
MGR. LEFEBVRES BRIEF AN MGR. WOJTYLA MIT EINER STELLUNGNAHME DES H.H. GURARD DES LAURIERS


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1979
BRIEF AN MGR. LEFEBVRE


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1979
BRIEF DES PRSIDENTEN DER ASSOCIATION ST. PIE V AN MGR. LEFEBVRE


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1979
NOCH EINMAL: PRZISE FRAGEN AN ECONE


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1979
LETTRE OUVERTE SON EXCELLENCE MGR. MARCEL LEFBVRE


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1979
Enzyklika Casti connubii


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1979
OFFENER BRIEF AN HERRN PROF.DR. HEINZ KREMERS


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1979
WIR STOLZE MENSCHENKINDER ...


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1980
BRIEF VON PATER DES LAURIERS AN DIE REDAKTION


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1980
WIEDER EINMAL DER 'NOM'


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1980
OFFENER BRIEF AN S. EXCELLENZ MGR. MARCEL LEFBVRE


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1980
KATECHISMUS DER KATHOLISCHEN RELIGION


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1980
POUR VOUS ET POUR TOUS - LE PROGRAMME DE JEAN-PAUL II


Ausgabe Nr. 1 Monat Juni 1978
Konzil von Trient: Dekret ber das Sakrament der Eucharistie - ERLSUNG


Ausgabe Nr. 1 Monat Juni 1978
CONTRA MURMURANTES


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1978
EIN INTERESSANTES DOKUMENT


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1978
GEDANKEN ZUM HEUTIGEN PRIESTERMANGEL


Ausgabe Nr. 3 Monat Oktober 1978
RGERNIS VOR GOTT UND DEN MENSCHEN


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1978
RECHTGLUBIGE SEKTE ?


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1978
DIE KIRCHE ALS DIE WAHRE INSTITUTION DES HEILS


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1978
DER STUHL PETRI IST WEITERHIN VAKANT


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1978
SIE LGEN, PATER WERENFRIED


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1978
BRIEF VON KARDINAL BOURNE AUS DEM JAHRE 1928


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1979
DIE HL. MESSE IST KEINE BLOSSE DISZIPLINARSACHE!


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1979
VERE ANTIQUI ERRORIS NOVI REPARATORES!


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1979
HRESIE VOR DEM AMTSANTRITT


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1977
SIND WIR VORBEREITET ?


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1977
DIE LITURGISCHE SPRACHE


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1977
Konzil von Trient: Dekret ber das Meopfer


Ausgabe Nr. 4 Monat November 1977
DIE DOGMATISCHEN BESTIMMUNGEN DES TRIDENTINUMS ZUR PRIESTERWEIHE


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1977
FRIEDRICH NIETZSCHE VOR HUNDERT JAHREN


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1978
DIE ABSICHTEN UND DAS ZIEL DES BENEDIKTINERS ODO CASEL


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1978
GEGENWART DER KIRCHE IN DER WELT


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1978
DIE LITRUGISCHE SPRACHE


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2007
EN LA ENCRUCIJADA


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2007
la croise des chemins


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2007
At the crossroads


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2007
Y seris como Dios (Gn. 3, 5)


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2007
And thou wilt be like God (Gen. 3,5)


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1976
LITERATURHINWEIS


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1976
DIE FEIER DER KINDERTAUFE


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1976
DER KRNUNGSEID DES PAPSTES


Ausgabe Nr. 2 Monat Juli 1976
AKTIVE TEILNAHME


Ausgabe Nr. 3 Monat September 1976
NEUERE BEITRGE ZUM GESCHEHEN UM ECONE


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1976
STELLUNGNAHME ZUM INTERVIEW KARL RAHNERS


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1976
MEIN VOLK, GEDENKE DOCH! (Mich. 6,5)


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1976
DIE LETZTE LUNG


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1977
AKTIVE TEILNAHME


Ausgabe Nr. 7 Monat April 1977
AKTIVE TEILNAHME


Ausgabe Nr. 12 Monat Februar 2007
MISERICORDIAS DOMINI IN AETERNUM CANTABO, 1er continuation


Ausgabe Nr. 12 Monat Februar 2007
MISERICORDIAS DOMINI IN AETERNUM CANTABO, 4. continuation


Ausgabe Nr. 12 Monat Februar 2007
MISERICORDIAS DOMINI IN AETERNUM CANTABO, 5. continuation


Ausgabe Nr. 12 Monat Februar 2007
APPENDICE


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1975
ADAM, WO BIST DU!


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1975
LISTE DER EINWNDE GEGEN DEN NOVUS ORDO MISSAE


Ausgabe Nr. 3 Monat August 1975
BEITRGE ZUM GESCHEHEN UM ECNE


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1975
Beata nobis gaudia


Ausgabe Nr. 1 Monat Mai 1975
Sie glauben noch an ein Paradies?


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 1975
ADAM, WO BIST DU!


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1975
LISTE DER EINWNDE GEGEN DEN NOVUS ORDO MISSAE


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1975
DAS NEUE 'MISSALE ROMANUM'


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1975
FRAU, SIEHE, DEIN SOHN!


Ausgabe Nr. 4 Monat Oktober 1975
BEITRGE ZUM GESCHEHEN UM ECNE


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1975
EIN KIND IST UNS GEBOREN - EIN SOHN IST UNS GESCHENKT


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1975
FRAU, SIEHE, DEIN SOHN!


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1975
DIE BESTIMMUNGEN DES TRIDENTINUMS ZUR HL. MESSE


Ausgabe Nr. 5 Monat Dezember 1975
LESERBRIEFE IN AUSZGEN


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1976
EMPFEHLUNGEN, WIE SICH DIE GLUBIGEN IN DER JETZIGEN NOTLAGE DER KIRCHE VERHALTEN SOLLTEN.


Ausgabe Nr. 6 Monat Februar 1976
AKTIVE TEILNAHME


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1974
GLTIGE UND WIRKSAME MATERIE


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1974
GLTIGE UND WIRKSAME MATERIE - II.


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1974
DIE NEUE RELIGION


Ausgabe Nr. 78 Monat Oktober/Nov. 1974
GLTIGE FORM


Ausgabe Nr. 78 Monat Oktober/Nov. 1974
SIND DIE NEUEN HOCHGEBETE ANNEHMBAR?


Ausgabe Nr. 9 Monat Dezember 1974
CORNELIUS UND CYPRIAN


Ausgabe Nr. 9 Monat Dezember 1974
DER ANFANG DER TUSCHUNG


Ausgabe Nr. 9 Monat Dezember 1974
DER UNSICHTBARE OPFERER-PRIESTER


Ausgabe Nr. 9 Monat Dezember 1974
ANTWORT


Ausgabe Nr. 10 Monat Jan./Februar-dopp. Nr. 1975
DIE GETREUE INTENTION


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 1975
DIE EHEZWECKE


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 1975
DIE UNGLTIGKEIT DER NEUEN MESSE VON ANFANG AN, Fortsetzung


Ausgabe Nr. 3 Monat Mai 2007
DIASPORA


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1972
WURZEL, STAMM UND KRONE


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1972
HRESIE VOR DEM AMTSANTRITT


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1972
DIE LEONINISCHEN GEBETE


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1972
Wurzel, Stamm und Krone


Ausgabe Nr. 8 Monat November 1972
Kurze Zusammenfassung der Argumente fr das 'fr viele'


Ausgabe Nr. 8 Monat November 1972
Wurzel, Stamm und Krone


Ausgabe Nr. 9 Monat Dezember 1972
Die Messe des hl. Pius V. ist immer noch erlaubt


Ausgabe Nr. 10 Monat Januar 1973
Offener Brief an die guten Priester


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 1973
DIE HOCHZEIT ZU KANA


Ausgabe Nr. 8 Monat November 1973
Wurzel, Stamm und Krone


Ausgabe Nr. 8 Monat November 1973
BRIEF DER REDAKTION


Ausgabe Nr. 9 Monat Dezember 1973
Das Geburtsjahr Christi und die Schtzung des Quirinus


Ausgabe Nr. 10 Monat Januar 1974
Die gltige Materie, das Offertorium, Ich


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 1974
Zum Tode von Bischof Blasius Sigebald Kurz OFM


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 1974
Papa haereticus


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 1974
Wollt auch ihr weggehen?


Ausgabe Nr. 1 Monat April 1973
DER VERLORENE SOHN


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 1973
Tuet Bue!


Ausgabe Nr. 3 Monat Juni 1973
DER HL. BONIFATIUS - ZUM FEST AM 5. JUNI


Ausgabe Nr. 3 Monat Juni 1973
VERNDERUNGEN IM MISSALE


Ausgabe Nr. 45 Monat Juli/August 1973
THEOLOGISCHE UND JURISTISCHE BEDEUTUNG DER BULLE QUO PRIMUM


Ausgabe Nr. 45 Monat Juli/August 1973
Wurzel, Stamm und Krone


Ausgabe Nr. 6 Monat September 1973
VORLUFER, NACHLUFER, MITLUFER


Ausgabe Nr. 6 Monat September 1973
VOLKSSPRACHE IN DER LITURGIE?


Ausgabe Nr. 6 Monat September 1973
Gehorcht!


Ausgabe Nr. 7 Monat Oktober 1973
Darf ein Papst den Ritus ndern?


Ausgabe Nr. 7 Monat Oktober 1973
Die heilige Messe


Ausgabe Nr. 4 Monat August 2007
Enzyklika Casti connubii - Anmerkungen


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
Carta a Su Eminencia el obispo XXX


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
Letter to His Excellency xxxx


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
LA SANTISIMA TRINIDAD


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
Et vous serez comme Dieu


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
Declaratio


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
Declaracin


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
Declaration


Ausgabe Nr. 13 Monat September 2007
Dichiarazione


Ausgabe Nr. 5 Monat Oktober 2007
Das freimaurerische Prinzip


Ausgabe Nr. 5 Monat Oktober 2007
Motu Proprio Summorum Pontificum von Benedikt XVI.vom 7. Juli 2007


Ausgabe Nr. 5 Monat Oktober 2007
Die Falle der Motu-Proprio-Messe


Ausgabe Nr. 12 Monat Fvrier 1982
COEXISTENCE PACIFIQUE?


Ausgabe Nr. 12 Monat Fvrier 1982
RIEN QUE L'ANCIENNE MESSE - EXEGESE D' UN SLOGAN


Ausgabe Nr. 11 Monat August 1982
THE OLD MASS ONLY


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 1984
CATHOLIC RESISTANCE AGAINST MODERNISM


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 1984
Is Mgr. Lefebvre a validly consecrated bishop?


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 1984
ANOINTED ANTICHRISTS


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 1984
LE TEMPS DE L'APOCALYPSE


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 1984
THE LATTER DAY CHURCH


Ausgabe Nr. 12 Monat August 1984
Paganisation of the Liturgy in India


Ausgabe Nr. 12 Monat August 1984
SERPENTS OINTS PAR LE SAINT ESPRIT


Ausgabe Nr. 12 Monat August 1984
DECLARAT ION OF MGR. M.L. GURARD DES LAURIERS


Ausgabe Nr. 13 Monat Oktobre 1984
SACRE DE M. L'ABBE GNTHER STORCK


Ausgabe Nr. 13 Monat Oktobre 1984
QUE PENSER DE LA MISE AU POINT DE M. ALPHONSE EISELE?


Ausgabe Nr. 13 Monat Oktobre 1984
LIFE IN APOCALYPTICAL TIME


Ausgabe Nr. 13 Monat Oktobre 1984
IMPUDENT!


Ausgabe Nr. 13 Monat Oktobre 1984
L'GLISE DES DERNIERS TEMPS


Ausgabe Nr. 14 Monat Decembre 1984
NAVIDAD! NAVIDAD!


Ausgabe Nr. 14 Monat Decembre 1984
LE CAS DU PAPE HONORIUS (625-638)


Ausgabe Nr. 14 Monat Decembre 1984
LA TETE EST NECESSAIRE


Ausgabe Nr. 14 Monat Decembre 1984
DE ECCLESIAE CAPITE


Ausgabe Nr. 11 Monat May 1980
PEACEFUL CO-EXISTENCE?


Ausgabe Nr. 11 Monat May 1980
ITE, MISSA EST


Ausgabe Nr. 11 Monat May 1980
ONCE MORE: PRECISE QUESTIONS TO ECNE


Ausgabe Nr. 11 Monat May 1980
FOR ALL AND FOR YOU - THE PROGRAMME OF JOHN PAUL II.


Ausgabe Nr. 12 Monat June 1980
A PROCLAMATION ON 'THE NEW MASS AND THE POPE'


Ausgabe Nr. 13 Monat Februar 1981
NOVUS ORDO MISSAE: AN ANTI-MASS. Part 1


Ausgabe Nr. 13 Monat Februar 1981
NOVUS ORDO MISSAE: AN ANTI-MASS, Part 2


Ausgabe Nr. 12 Monat July 1981
VATICANUM 2 NEW RITES - ARE THEY VALID?


Ausgabe Nr. 6 Monat Dezember 2007
Das Motu Proprio nchtern betrachtet


Ausgabe Nr. 13 Monat August 1981
EXTRAIT DE LETTRE


Ausgabe Nr. 13 Monat August 1981
LE CANON 188, N 4 OU: OU EST L'EGLISE


Ausgabe Nr. 13 Monat August 1981
UN COMMUNIQUE DE MONSEIGNEUR LEFBVRE


Ausgabe Nr. 13 Monat August 1981
EXTRAIT DE LA BULLE DE PAUL IV: CUM EX APOSTOLATUS OFFICIO


Ausgabe Nr. 13 Monat August 1981
LETTRE A MSGR. LEFBVRE


Ausgabe Nr. 12 Monat Juni 1985
LES PRISES D'ARNAUD LE DOUANIER


Ausgabe Nr. 12 Monat Juni 1985
A CUSTOMS-OFFICER'S PRIZE


Ausgabe Nr. 12 Monat Juni 1985
L'ANTI-CHRIST ET L'GLISE OFFICIELLE


Ausgabe Nr. 11 Monat April 1985
MONTRE-MOI TES CHEMINS, SEIGNEUR


Ausgabe Nr. 11 Monat April 1985
OUR LADY OF FATIMA AND THE HOLY FATHER


Ausgabe Nr. 11 Monat April 1985
DE APOSTOLICA SEDE


Ausgabe Nr. 11 Monat April 1985
HOW THE ROMAN CITADEL COLLAPSED


Ausgabe Nr. 14 Monat February 1984
Pastoral-Brief/Epistola pastoralis/LETTRE PASTORALE-dt/lat/fr


Ausgabe Nr. 14 Monat February 1984
CATHOLIQUES CONTRE IMPOSTEURS


Ausgabe Nr. 12 Monat July 1983
Where do we stand?


Ausgabe Nr. 12 Monat July 1983
Ou en sommes-nous?


Ausgabe Nr. 12 Monat July 1983
JUAN PABLO II. NO ES UN PAPA CATOLICO


Ausgabe Nr. 12 Monat July 1983
ROMAN CATHOLIC BISHOPS SPEAK


Ausgabe Nr. 12 Monat July 1983
VATICAN II FACE LA TRADITION


Ausgabe Nr. 12 Monat July 1983
REPONSE DE M. L'ABB MILCH A LA LETTRE OUVERTE DU M. HELLER


Ausgabe Nr. 13 Monat Oktober 1983
FALSE BISHOPS AND TRUE BISHOPS


Ausgabe Nr. 13 Monat Oktober 1983
OFFICIAL PRESS RELEASE


Ausgabe Nr. 13 Monat Oktober 1983
EST-ON SCHISMATIQUE SI ON JUGE QUE LE SIEGE DE SAINT PIERRE EST ACTUELLEMENT OCCUPE


Ausgabe Nr. 13 Monat Oktober 1983
IS ONE A SCHISMATIC, WHEN IN OUR DAYS ONE CONSIDERS THE CHAIR OF ST. PETER AS VACANT


Ausgabe Nr. 11 Monat April 1983
AGAINST THE 'PROPHECY' OF THE SO-CALLED 'ROMAN CATHOLIC'


Ausgabe Nr. 11 Monat April 1983
THE ARIANISM - AN EXAMPLE FOR THE EXISTENCE OF THE CONSENSUS FIDELIUM


Ausgabe Nr. 11 Monat April 1983
CONTRARIES PAR LA CONSECRATION D'VQUES CATHOLIQUES


Ausgabe Nr. 11 Monat April 1983
LETTRE OUVERTE D'AMERIQUE AUX FRERES DANS LA FOI


Ausgabe Nr. 11 Monat April 1983
Concerning the problem of the 'una cum'


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 1981
LE NOVUS ORDO MISSAE: UNE ANTI-MESSE


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 1981
SEULEMENT, QUAND LE FILS DE L'HOMME REVIENDRA TROUVERA-TIL LA FOI SUR LA TERRE?


Ausgabe Nr. 14 Monat Oktober 1981
LETTRE OUVERTE A MGR. MARCEL LEFEBVRE


Ausgabe Nr. 14 Monat Oktober 1981
LA BANDE DES QUATRE


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 1980
Beilage II zu EINSICHT X(2) Juni 1980: Die neue Messe und der Papst


Ausgabe Nr. 11 Monat May 1980
APPEL DU 16.4.1979


Ausgabe Nr. 12 Monat June 1980
Vox FIDEl: LA VOIX DE LA FOl OU L'ORGANE DES SOUHAITS


Ausgabe Nr. 11 Monat February 2008
ARE POST CONCILIAR RITES VALID?


Ausgabe Nr. 11 Monat February 2008
THE NEW RITE OF BAPTISM


Ausgabe Nr. 11 Monat February 2008
THE NEW RITE OF BAPTISM - PART II


Ausgabe Nr. 11 Monat February 2008
LETTER FROM A PRIEST


Ausgabe Nr. 12 Monat Decembre 1982
LETTRE DE L'EVEQUE MEXICAIN MOISES CARMONA


Ausgabe Nr. 12 Monat Decembre 1982
CURRICULUM VITAE OF MGR. LOUIS VEZELIS O.F.M. (engl.)


Ausgabe Nr. 12 Monat Decembre 1982
Some Remarks concerning the Consecrations by Mgr. Ng-dinh-Thuc and Mgr. Carmona


Ausgabe Nr. 12 Monat Decembre 1982
ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LAS CONSAGRACIONES EPISCOPALES


Ausgabe Nr. 12 Monat Decembre 1982
STORM CLOUDS OVER THE WHOLE WORLD


Ausgabe Nr. 15 Monat Decembre 1981
BREVE RESEA SOBRE EL TRADICIONALISMO EN MEXICO


Ausgabe Nr. 15 Monat Decembre 1981
POUR VOUS ET POUR TOUS - LE PROGRAMME DE JEAN-PAUL II


Ausgabe Nr. 15 Monat Decembre 1981
SECTE ORTHODOXE ?


Ausgabe Nr. 15 Monat Decembre 1981
HOMELIE DU 4 OCTOBRE 1981


Ausgabe Nr. 11 Monat August 1982
A ROMAN CATHOLIC BISHOP SPEAKS


Ausgabe Nr. 11 Monat August 1982
JURAMENTO DE CONSERVAR Y PRESERVAR LA UNIDAD DE LA IGLESIA


Ausgabe Nr. 11 Monat August 1982
CURRICULUM VITAE DEL R.P. JOSE DE JESUS ROBERTO MARTINEZ Y GUTIERREZ


Ausgabe Nr. 11 Monat August 1982
LE CAS BARBARA


Ausgabe Nr. 11 Monat August 1982
THE CASE BARBARA


Ausgabe Nr. 11 Monat August 1982
ANSWER OF REVEREND FATHER HANS MILCH


Ausgabe Nr. 11 Monat August 1982
ANTICHRIST


Ausgabe Nr. 11 Monat August 1982
THE QUESTION OF THE PAPACY TODAY


Ausgabe Nr. 4 Monat September 2001
Die Bulle >Cum ex apostolatus officio< von Papst Paul IV.


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 2008
I believe in the holy Catholic Church, the communion of saints


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 2008
A PAPAL ELECTION UNDER THE PRESENT CIRCUMSTANCES


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 2008
DECLARATION: On John Paul II's death


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 2008
Apostasa y Confusin


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 2008
LA BULA DE PAULO IV


Ausgabe Nr. 3 Monat April 2003
Pauls' IV. Bulle Cum ex apostolatus officio - Appendix


Ausgabe Nr. 13 Monat April 2008
LA VALIDEZ CE LOS RITOS POSTCONCILIARES CUESTIONADA


Ausgabe Nr. 13 Monat April 2008
BIBLIOGRAFIA: VALIDEZ CUESTIONADA DE LOS NUEVOS RITOS POSTCONCILIARES


Ausgabe Nr. 13 Monat April 2008
PASCENDI DOMINICI GREGIS


Ausgabe Nr. 13 Monat April 2008
PASCENDI DOMINICI GREGIS - CONTIN. 1


Ausgabe Nr. 13 Monat April 2008
PASCENDI DOMINICI GREGIS - CONTIN. 2


Ausgabe Nr. 13 Monat April 2008
ENSEIGNEMENT DE PIE XII POUR DFENDRE LES CRITURES


Ausgabe Nr. 13 Monat April 2008
PROCLAMATION CONCILIAIRE CONCERNANT LA LIBERT RELIGIEUSE


Ausgabe Nr. 14 Monat Mai 2008
EL PROBLEMA DE LA RESTITUCION DE LA JERARQUIA CATOLICA


Ausgabe Nr. 14 Monat Mai 2008
EL PROBLEMA DE LA RESTITUCION DE LA JERARQUIA CAT. 1.Cont


Ausgabe Nr. 14 Monat Mai 2008
EL PROBLEMA DE LA RESTITUCION DE LA JERARQUIA CAT. 2.Cont


Ausgabe Nr. 14 Monat Mai 2008
EL TEMA DE LA RESTAURACION DE LA JERARQUIA CATOLICA


Ausgabe Nr. 14 Monat Mai 2008
LA RESTAURACION DE LA JERARQUIA CATOLICA - BIBLIOGRAFIA


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 2008
REPLICA AL ARTICULO 'APOSTASIA Y CONFUSION'


Ausgabe Nr. 15 Monat Juli 2008
DICTAMEN SOBRE UNA ELECION PAPAL EN LAS PRESENTES CIRCUNSTANCIAS


Ausgabe Nr. 15 Monat Juli 2008
ELIGENDUS EST PAPA


Ausgabe Nr. 2 Monat April 2009
Die Holocaust-Latte liegt zu hoch!


Ausgabe Nr. 2 Monat April 2009
Dokumente zum Fall Williamson


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 2009
The Holocaust Bar is too High


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 2009
SATIS COGNITUM


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 2009
Documents about the Case Williamson


Ausgabe Nr. 11 Monat Mai 2009
Sedevacantists Believe in the Holy Roman Catholic Church‏


Ausgabe Nr. 3 Monat August 2009
Von der wahren Kirche Christi


Ausgabe Nr. 12 Monat September 2009
Aeterni Patris, engl


Ausgabe Nr. 12 Monat September 2009
Aeterni Patris, span


Ausgabe Nr. 12 Monat September 2009
Le bon sens catholique


Ausgabe Nr. 13 Monat Diciembre 2009
REFLEXIONES SOBRE LA NATIVIDAD DE NUESTRO SEOR


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2009
Die Gttlichkeit des Christentums


Ausgabe Nr. 13 Monat Diciembre 2009
Christmas Letter 2009


Ausgabe Nr. 13 Monat Diciembre 2009
Humani Generis


Ausgabe Nr. 13 Monat Diciembre 2009
Festividad de Cristo Rey


Ausgabe Nr. 13 Monat Diciembre 2009
St. Leo the Great


Ausgabe Nr. 13 Monat Diciembre 2009
LEGLISE CATHOLIQUE-ROMAINE DE LA DIASPORA


Ausgabe Nr. 13 Monat Diciembre 2009
Estado de emergencia: afianzado en cemento


Ausgabe Nr. 11 Monat giugno 2010
Consolazioni per i fedeli


Ausgabe Nr. 11 Monat giugno 2010
Al crocevia


Ausgabe Nr. 11 Monat giugno 2010
Novena To The Holy Ghost


Ausgabe Nr. 12 Monat luglio 2010
Auctorem fidei - III


Ausgabe Nr. 12 Monat luglio 2010
Auctorem fidei - IV


Ausgabe Nr. 3 Monat August 2010
Die Synode von Pistoia und ihre Verurteilung durch Pius VI.


Ausgabe Nr. 3 Monat August 2010
Breve Pius VI. an den Bischof von Chiusi und Pienza


Ausgabe Nr. 11 Monat Februar 2011
A. 8. c-d Der wahre Kern der Intentionsfrage:


Ausgabe Nr. 12 Monat Mrz 2011
B. 10. a - 11. Aber ist die an den gesamten Klerus der Rest-Kirche gerichtete Forderung


Ausgabe Nr. 13 Monat June 2011
Clerical Abuse


Ausgabe Nr. 13 Monat June 2011
E sarete come Dio (Gn. 3, 5)


Ausgabe Nr. 13 Monat June 2011
A proposito della situazione attuale della Chiesa


Ausgabe Nr. 13 Monat June 2011
Al crocevia


Ausgabe Nr. 13 Monat June 2011
SOBRE LA REALIDAD Y LA EXITENCIA DEL PURGATORIO


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2011
Vom klerikalen Mibrauch in traditionalistischen Kreisen


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2011
Ein Besuch bei Fr. Krier in Las Vegas/USA


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2011
Der Wiederaufbau der Kirche als Institution


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2012
Brief an Herrn Gilbert Gris


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2012
Verwechslung mit Folgen


Ausgabe Nr. 3 Monat September 2012
Erneut auf dem Prfstand


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2012
Hart, aber fair - ein Briefwechsel zur aktuellen kirchlichen Situation


Ausgabe Nr. 1 Monat Mrz 2013
Die Verhandlung vor dem Synedrium


Ausgabe Nr. 1 Monat Mrz 2013
Null und nichtig der Ritus der Bischofsweihe von 1968


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2013
Habemus Papam? Zur Wahl von Jorge Mario Bergoglio


Ausgabe Nr. 2 Monat Juni 2013
Null und nichtig der Ritus der Bischofsweihe von 1968


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2013
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2014
Das erzieherische Wirken der Kirche


Ausgabe Nr. 2 Monat April 2015
Leserbrief zu: Gehrt der Islam zu Deutschland?


Ausgabe Nr. 2 Monat April 2015
Islamisches Recht (arīa) mit dem Grundgesetz vereinbar?(1)


Ausgabe Nr. 4 Monat September 2015
Die Irrtmer des II. Vatikanums und ihre berwindung durch die Erkenntnis Christi als Sohn Gottes


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2016
Er sah ihn und ging vorber Priester ohne kirchliche Sendung: das Legitimittsproblem


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2016
Er sah ihn und ging vorber Priester ohne kirchliche Sendung: das Legitimittsproblem


Ausgabe Nr. 3 Monat September 2016
Et regnabunt cum Christo mille annis


Ausgabe Nr. 4 Monat November 2016
Et regnabunt cum Christo mille annis


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2017
Et regnabunt cum Christo mille annis


Ausgabe Nr. 2 Monat Mai 2017
Et regnabunt cum Christo mille annis


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2018
Arianer, Nicaner, Modernisten, Lefebvristen, Sedisprivationisten, Sedisvakantisten, Nonkonformisten und Schlafmützen: Maran atha! - Komm Herr!


Ausgabe Nr. 3 Monat August 2018
Leserbriefe


Ausgabe Nr. 4 Monat November 2018
Die Auserwhlung Marias


Ausgabe Nr. 3 Monat September 2019
Mitstreiter gesucht Brief an einen Konservativen


Ausgabe Nr. 4 Monat Dezember 2019
Weihnachten 2019


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2020
Papa contra Papam


Ausgabe Nr. 3 Monat Mai 2020
... mit leeren Hnden um Kopf und Kragen


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2020
The Errors of Vatican II and their defeat through Recognizing Christ as Son of God


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2020
Is Jesus Christ the Son of God?


Ausgabe Nr. 4 Monat Juni 2020
The Question remains: Is Jesus Christ the Son of God?


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2020
Los errores del Vaticano II y su superacin gracias al conocimiento de Cristo como Hijo de Dios


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2020
Es Jesucristo el Hijo de Dios?


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2020
Cmo se puede conocer a Cristo como Hijo de Dios: nuevas consideraciones


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2020
Queda por responder la pregunta es Jesucristo el Hijo de Dios?


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2020
Bienaventurados los puros de corazn porque ellos vern a Dios (Mt 5,8).


Ausgabe Nr. 5 Monat Juni 2020
Por eso, todos nosotros, ya sin el velo que nos cubra la cara, somos como un espejo que refleja la gloria del Seor;


Ausgabe Nr. 6 Monat Juni 2020
Jsus-Christ est-il le Fils de Dieu?


Ausgabe Nr. 6 Monat Juni 2020
Les erreurs de Vatican II


Ausgabe Nr. 7 Monat Juli 2020
NACHRICHTEN, NACHRICHTEN, NACHRICHTEN...


Ausgabe Nr. 1 Monat Februar 2021
Auf dem langsamen Marsch in die Apostasie deutsch englisch


Ausgabe Nr. 2 Monat Mrz 2021
Das Turiner Grabtuch ein Beweis fr die Existenz Jesu? Teil I


Ausgabe Nr. 3 Monat Mai 2021
Hyopstatische Union - Teil 2


Ausgabe Nr. 5 Monat November 2021
Leben und Werk des hochw. Abb. Augustin Barruel


Ausgabe Nr. 3 Monat September 2012
October 9th, 2012 an Oppressing Anniversary


Autobiografia III
 

El asunto de Bo-Dai

El emperador Bo-Dai se volva cada vez ms impopular. No s por qu, Monseor Drapier se acord de m, me llam a l y me pidi que me encargara del asunto de este pervertido Bo-Dai. He aqu los motivos para la intervencin del delegado apostlico: Santo Toms de Aquino, la gloria de la orden dominicana, haba enseado que la monarqua es la forma de gobierno ideal para el mundo, y l, en calidad de dominicano, crea que tena que ayudar a Bo-Dai. No poda hacerlo pblicamente, pues era representante religioso y no poltico. As que puso sus ojos en m, que tena alguna influencia en los medios vietnamitas, especialmente entre los catlicos.
Le contest francamente: Monseor, mi tarea como ciudadano es pagar impuestos y cumplir las leyes del imperio. Por cuanto respecta a la prioridad de la monarqua sobre toda otra forma de gobierno, hay que distinguir de qu tipo de monarqua se trata: la absoluta? la constitucional? la monarqua protegida por un pas extranjero? de qu tipo de monarqua hablaba Santo Toms de Aquino? En calidad de obispo yo no puedo practicar ninguna poltica, al margen de cules sean mis preferencias. Los Papas nos obligan, conforme al ejemplo de los apstoles, a no ocuparnos de poltica.

Esta vez. Monseor Drapier volvi a quedarse descontento conmigo, pero no poda refutar mi argumentacin. Yo me haba convertido para l en persona non grata. Eso se evidenci cuando Monseor Drapier, a la pregunta de los obispos Monseores L-hn-Tu y Pham-ngoc-Chi sobre si deban levar tropas para luchar contra los comunistas, les respondi: Hagan lo que quieran, pero nunca escuchen a Monseor Ng-dinh-Thuc.

Esto me lo cont Monseor L-hn-Tu, quien, con ayuda de Monseor Pham-ngoc-Chi, obispo de Bui-dun, haba levado tropas. Sufrieron una derrota total y tuvieron que huir a Vietnam del Sur. Las actividades del delegado apostlico Monseor Drapier desagradaban al Vaticano, quien lo llam directamente a Roma. Monseor Drapier sufri por ello un arrebato de enojo y regres directamente a Francia, sin hacer parada en Roma, para dar cuenta de sus actividades diplomticas y religiosas, acompaado de sus dos hijos adoptivos (los hurfanos de Oriente Medio). stos estuvieron a su lado cuando muri. Por cuanto respecta a Bo-dai, vive todava en Francia a costa de una de sus numerosas concubinas.

* * *

Habiendo dejado resueltas las necesidades espirituales y materiales de mi vicariado apostlico, cre que podra descansar algo. La Santa Congregacin para la Propagacin de la Fe me inform, junto con los otros obispos de Vietnam del Sur, de que el Sumo Pontfice deseaba que en Vietnam surgiera una universidad catlica, con francs como uno de los idiomas oficiales, para formar, aparte de a los vietnamitas, a los camboyanos y laosianos, que por entonces estaban bajo protectorado francs.

A la llamada de la Santa Sede, se congreg en Saign la totalidad de los obispos de Vietnam del Sur (los del Norte no podan participar, pues estaban bajo rgimen comunista), que constaba de una mayora vietnamita junto con tres obispos franceses: el obispo de Quinhin, de Konhin y un obispo dominicano huido del norte. Todos estaban perplejos: fundar una universidad? Ante todo: con qu se debera construir la universidad? Hay que pedir limosna a los fieles? Pero la mayora de los cristianos del sur viven en situacin modesta. Los cristianos huidos del norte (casi un milln) slo se haban trado de ah un crucifijo, una imagen de la Santa Virgen y un fardo de ropas. El gobierno de Ng-dinh-Dim les ayudaba para que no murieran de hambre, y les conceda subsidios mensuales hasta que pudieran mantenerse por s mismos. Haba que pedir millones a estos pobres hambrientos para construir una universidad?
A
un suponiendo que encontrramos algo para construir una universidad, de dnde sacar el personal docente? Humanamente hablando se tena que responder a la Santa Sede: Non possumus. En el mejor de los casos, sta nos dara unos miles de dlares americanos: una gota de agua para regar un desierto y hacerlo florecer. Como yo era el decano, todos se volvieron a m. A m, el obispo de un vicariado que acababa de surgir y slo estaba empezando a mantenerse normalmente. Construir una universidad? Yo saba lo que era una universidad, ya sea en Roma, ya sea en Pars. Significaba tentar al buen Dios, exigir de l un milagro: sera una verdadera creacin, como se dice en latn, ex nihilo sui et subjecti. Eso significa: engendrar de la nada una nueva vida. Pero la Santa Sede lo quiere. El Santo Padre, que representa a Dios, lo quiere. Los vietnamitas son gente que creen en el poder de Dios y que siempre han sido sus hijos obedientes.

El pobre decano respondi a la congregacin: La Santa Sede quiere esta universidad, as que Dios la quiere. Quin de nosotros la mandar construir y la organizar y tendr que hacerla vivir y crecer? Nadie respondi a mi pregunta. As que a m me correspondi contestarla: Mis queridos colegas, me lanzo al vaco. Pidan al buen Dios que no me estrelle. Rueguen por m. Necesito un milagro de primera clase.
Nos despedimos. Mis colegas estn contentos de no tener que dejarse ninguna pluma, ni el menor plumn, mientras que el pobre decano se queda solo y pensativo. Primero hay que conseguir el dinero. A fuerza de rezar y de mandar rezar, de pedir consejo en todas partes, alguien propuso la siguiente idea: Monseor, si usted lograra conseguir el permiso para utilizar un bosque que est aproximadamente a treinta kilmetros de Saign, un bosque con rboles centenarios, usted encontrara fcilmente compradores: por ejemplo miles de chinos que viven en Cholon, a dos pasos de Saign. Ellos compraran entusiasmados todos los lotes de madera que usted mandara talar, para llevarla al mercado mundial de Hong-Kong, pues todo el mundo necesita madera.

Pero entonces empezaron las dificultades. Obtener del gobierno el derecho de explotacin, naturalmente bajo censura y vigilancia del ministerio forestal. Secundo: construir una carretera de unos 30 kilmetros, desde el bosque hasta Saign. Tertio: hallar un buen capataz que se encargara de encontrar taladores, que tengan el bastante coraje como para enfrentarse a las fieras salvajes y sobre todo a los comunistas, que son peores que las fieras salvajes. En el seminario de Anninh haba aprendido esta frase: Tentare, quid nocet?, con probar nada se pierde. As que me puse a solicitar del gobierno de mi hermano el permiso de tala. Mi hermano me dijo: Dirgete a mis ministros. Yo no puedo darte lo que pides, aunque tambin estoy a favor de la fundacin de una nueva universidad, pues slo tenemos una, la de Saign, que acaba de ser creada. (Hasta entonces slo haba una universidad en la Indochina francesa, la de Hanoi, y dos gimnasios, en Hanoi y Saign, sin contar con el colegio de enseanza secundaria de la Providencia en Hu, cuyo director era yo.)

Somet mi peticin al consejo de ministros. El vicepresidente oblig a sus colegas a concederme el permiso de tala, en vista de la utilidad de una segunda universidad en Vietnam del Sur. Naturalmente tuve que pagarle al gobierno este permiso y someterme a las inspecciones de los guardas forestales.

Para la direccin de la explotacin, la providencia me envi un hombre muy eficaz. Como antiguo estudiante en Francia, haba estudiado derecho y trabajaba como escribiente del tribunal. Se me present y me asegur que, como catlico, quera colaborar en la apertura de una universidad catlica, y que no quera ningn honorario, porque tena una fortuna personal. Este hombre vive todava: ha huido a Francia. No quiero mencionar su nombre, porque, por un lado, me sirvi muy bien. Supo hallar taladores, negociar con el ministerio forestal, enfrentarse a las fieras salvajes, que pululaban en este bosque de ms de un millar de hectreas, y quiz arreglrselas con guerrilleros comunistas. Sin duda que tambin saba servirse. Finalmente, huido a Francia, me estaf tres millones de francos, con el pretexto de un buen negocio: ir al lejano Oriente, comprar pelo de mujeres para vendrselo a una sociedad americana, pues las mujeres europeas y americanas llevan pelucas... Me ense cartas de eventuales compradores, franceses y americanos. Se las mostr a expertos franceses: todos ellos estaban de acuerdo en que el proyecto era interesante, que se poda ir adelante sin miedo. Pero se trataba de una golpe artero. Este hombre tom los tres millones de francos de entonces y desapareci en la Babilonia que es Pars. Ms tarde me enter de que emple este dinero para abrir un restaurante vietnamita. Le deseo mucha suerte.

Su ayuda me posibilit construir la universidad, asegurarle rentas anuales con la venta de los mejores edificios de Saign, que fueron vendidos, suponiendo prdida, por los franceses que huan de Vietnam, que, en opinin de los extranjeros, caera en manos comunistas. Yo tena la intencin de darle a este hombre la librera Portail, la mejor de Saign, que vale varios millones, como recompensa por su actividad en servicio de la universidad a lo largo de varios aos. As que estamos en paz: estos tres millones que me haba estafado no eran el valor de la ex-librera Portail. Borr su nombre de mi testamento.

Pronto afront la siguiente dificultad: construir una carretera adecuada desde el bosque hasta Saign. Un pequeo problema: cristianos de sur, que eran bastante ricos, me prestaron algo para comprarme un bulldozer. En unos meses tuve una buena carretera de 30 kilmetros que me perteneca, justo en el momento exacto para enviar la primera remesa de la hermosa madera de mi bosque.

De cuando en cuando, el administrador de la explotacin de mi bosque, que tambin era ante el Seor un gran cazador su nombre es Pham-quang-Lc, me enviaba las piezas que haba cazado: grandes cuartas de jabales, ciervos, etc... Tenamos algunas dificultades con los guardianes del bosque, que estaban acostumbrados a hacerse pagar sus dictmenes, pero eso est contenido en las facturas.
Estos guardianes eran incitados en secreto por el ministerio de agricultura y economa forestal, un pagano que odiaba a los catlicos pero no se atreva a mostrar demasiado su anticatolicismo, por miedo a que el presidente, mi hermano, lo despidiera. Por cuanto concierne a m, yo haca como el mono que se tapa los odos y cierra los ojos. Por qu defenderse frente a los pinchazos? Lo importante es que la obra del Seor vaya adelante.
Pero el Seor empuja poderosamente el carro. Del bosque explotado haba reunido suficiente dinero para construir una universidad al modo americano y comprar los grandes edificios en Saign (como ya he mencionado antes), que los franceses ponan en venta ante lo que ellos consideraban inminente: un paseo militar de las hordas comunistas desde H-chi-Minh del Norte hacia el sur, que barreran como escobas la repblica de mi hermano. As que, slvese quien pueda!
Estos edificios, con gigantescas plantas bajas, de los que cada metro cuadrado se alquilaba a un precio astronmico a los vendedores, sobre todo chinos, y cuyos pisos superiores fueron transformados en apartamentos de lujo que eran alquilados en dlares americanos a los oficiales americanos que comandaban las tropas de Estados Unidos en Indochina, daban bastante para el mantenimiento de los edificios de la universidad y pagar a los profesores y empleados. As, la universidad de Dalat era quiz la nica del mundo que era autosuficiente, y que dotaba de becas a los catlicos que eran pobres para costear sus gastos de alimentacin y escuela. En lugar de financiar la universidad con sus limosnas, como se hace en otras partes, aqu los catlicos eran alimentados y alojados gratis por la universidad.

Dnde se deba construir esta universidad? Vietnam del Sur tiene un clima tropical, difcil para el trabajo corporal, y sobre todo intelectual, durante los seis meses de la estacin clida, pues prcticamente hay slo dos estaciones: estacin de lluvias y estacin de calor. Estacin de lluvias: de octubre a marzo. Estacin seca: de abril a septiembre. En Cochinchina, la sequedad es atenuada por una tormenta violenta, pero breve, por la tarde. Para poder estudiar cmodamente, haba que aclimatizar todos los edificios, como haban hecho los americanos que trabajaban en Vietnam del Sur. Pero los vietnamitas no tienen los dlares.

Por fortuna, en Vietnam del Sur, a casi 1.000 metros de altura, hay una meseta que haba descubierto un francs, el Dr. Yersin, a unos 100 kilmetros de Saign, que poda alcanzarse en menos de una hora por avin o en medio da con el camin por la carretera de montaa. Esta meseta se llama Dalat. Ah crecen pinos, el clima es una primavera permanente, las flores y las legumbres de los pases templados crecen con profusin. Las cascadas derraman un agua clara y fresca, y un pequeo lago ofrece agua potable y peces.
Sera un placer estudiar ah y tambin sera fcil hacer deporte. As que este lugar fue escogido por Su humilde servidor como sede de la futura universidad. Por aquel entonces, el terreno y el suelo no costaban demasiado, y me apresur a comprar partes considerables con vistas a futuras ampliaciones. Pero donde yo quera construir, haba edificios construidos slidamente, que haban servido de escuelas a los nios de las tropas francesas. Por un convenio, Francia haba cedido estos edificios al gobierno de mi hermano, el presidente. En cuanto a la adquisicin de estos edificios, se me ocurri dirigirme al embajador de Francia en Vietnam. Cuando me present ante l, expres el deseo de que estos edificios fueran confiados a una institucin que enseara el idioma francs para recordar a Francia. El deseo de Francia coincida con el de la santa Sede, que nos haba pedido abrir una universidad cuyo idioma fuera el lenguaje francs, comn a los habitantes de Vietnam, Camboya y Laos.

As que recib estos bellos edificios como regalo, y tambin algunas villas pequeas en los alrededores, en las que haban vivido los maestros de los nios de las tropas. Estos edificios, con algunas reparaciones, constituyeron la cuna de la universidad. Compr las tierras alrededor de este ncleo, ms de 10 hectreas para la universidad, sin contar otros cientos de hectreas para futuras ampliaciones.
Con un terreno espacioso, con dinero de la explotacin del bosque, era claro que yo asumira el concepto americano para la construccin de mi universidad: edificios separados, con no ms de un piso, para cada especialidad, una casa espaciosa para que los estudiantes pudieran vivir en la universidad misma, una hermosa capilla con un campanario y una cruz en su vrtice, construido sobre una elevacin y por tanto visible desde todo Dalat, cerca de la capilla un terreno para el seminario de la universidad y sus profesores, los padres jesuitas, que deban dirigir a sus clrigos hasta el grado de licenciados en teologa, una casa para las hermanas enviadas por las diversas comunidades religiosas, una casa para las estudiantes, calles de varios kilmetros a travs del campo universitario, un campo de ftbol, otros campos para balonmano, etc., el resto cubierto de csped siembre verde, sobre el que aqu y all daban sombra majestuosos rboles. Paz en todas partes.

Quin se encargara de construir esta pequea ciudad? Pero volv a tener suerte en encontrar un constructor, un sacerdote belga de procedencia alemana, ingeniero diplomado por la universidad de Bruselas, donde haba enseado su padre, un ateo. Pues mi futuro colaborador no conoci a Dios hasta que tuvo veinte aos. Una conversin pagada muy cara, pues su padre, indignado de ver cmo su nico hijo se pasaba al catolicismo, arroj sus cosas por la ventana y lo ech para siempre de la casa paterna. El joven se hizo misionero en la orden que haba fundado el famoso P. Lebbe: en calidad de vicario general de Pekn, apoy la transferencia del ministerio episcopal a los chinos. Fue expulsado de su orden y fund una pequea comunidad religiosa china de los hermanos menores, y la sociedad de la misin, que tena por fin ponerse al servicio de los obispos indgenas.

Consagrado sacerdote, mi futuro colaborador fue enviado a Phat-Dim al servicio de Monseor L-hun-Tu (el futuro general comandante de la armada catlica en la guerra contra los comunistas). All, el sacerdote e ingeniero instal la electricidad en la pequea ciudad de Phat-Dim, y ense matemticas a los seminaristas. Tras la huida de su obispo, derrotado por los rojos, este Padre belga me pidi hospitalidad. Le nombr profesor del Seminario Menor, donde, a pesar de desconocer el idioma vietnamita, logr explicar a sus estudiantes los principios de la geometra y el lgebra.
El Padre Willich (tal es su nombre), convertido de mayor y con una vocacin tarda, tena un carcter muy difcil. Era difcil tratarle, pero senta simpata hacia el presidente, mi hermano Dim, y hacia m. Siempre nos fue fiel en la desgracia y en su propia desgracia, la consecuencia de su carcter muy obcecado. As que construy las diversas casas y la capilla de la universidad y mand reparar las pequeas villas alrededor de la universidad. Lo hizo con ahorro. Se qued un poco molesto cuando se enter de que no haba sido nombrado rector de la universidad. Yo no poda hacer nada: hubiera ido contra el espritu de la Santa Sede y contra el espritu de su orden, que haba sido fundada por el Santo Padre Lebbe para apoyar al clero (indgena), y no para gobernarlo.

Despus de haber terminado los edificios, se despidi de m y ocup un puesto entre los americanos venidos a Vietnam, para la instalacin de la electricidad, perforaciones de pozos y otros proyectos tiles para nuestro pas. Mi hermano, el presidente, le concedi una orden significativa y le pag un viaje de ida y vuelta a Blgica, para visitar a su hermana y descansarse. Tras el asesinato de mi hermano regres a Europa y ahora es prroco de un pequeo centro de trabajo en Francia.

Sigue teniendo nostalgia de Vietnam, pero los pasos que dio entre los obispos que le conocan, como Monseor Tham-ngoe-Chi, el representante de Monseor L-hn-T, no tuvieron xito. No pude hacer nada por l, pues los americanos obligaron a los gobernantes del Sur a prohibirme el regreso a mi patria. Pues a m se me consideraba pacifista, enemigo de la guerra fratricida entre el Norte y el Sur. Pero tuve an la dicha de encontrarlo en Blgica, donde me present a su hermana, la esposa de un gran industrial. Pas un par de das de descanso en la residencia de verano de este gran industrial.

Ahora que hablo de la Congregacin para el apoyo del clero indgena, fundada por el Padre Lebbe, pienso que tengo que hablar del Padre Raymond. Tambin l era un sacerdote belga, pero tena un carcter muy distinto del del Padre Willig. Era muy apreciado por mi hermano, el presidente. Haba estado al servicio de los obispos chinos, fue mandado a prisin por los comunistas de Mao-Tse-Tung, y escribi un hermoso libro sobre su tiempo en la crcel. Liberado, se puso luego al servicio del cardenal Yupin en Formosa. Entre tanto vino a Saign, donde con ayuda de mi hermano abri una escuela para chinos. El padre de Jagher habla y escribe chino como su lengua materna, habla americano y dedica su tiempo a dar conferencias a favor de catlicos chinos, que haban abandonado su pas, y tambin en apoyo de los vietnamitas huidos a Amrica y a otra parte. Es un misionero fiel al ideal del Padre Lebbe.

* * *

Ahora tena que organizar la enseanza en la universidad. Primero queramos abrir la facultad de humanidades, luego la de ciencias naturales, con las asignaturas que no exigieran muchos aparatos, como filosofa, historia, idioma vietnamita, francs, ingls, matemticas, junto con la facultad de teologa y de filosofa bajo la direccin de los padre jesuitas.

Los profesores fueron reclutados entre los misioneros o religiosos europeos que estaban en Cochinchina, y los profesores de la universidad de Saign, que en la mayora de los casos no eran catlicos, tenan ctedras en nuestra universidad. Con el avin podan llegar a Dalat en menos de tres cuartos de hora. Despus de sus clases descansaban en el fresco del clima primaveral y del agradable aire de Dalat. Coman con los padres de la universidad y despus de un fin de semana de descanso regresaban a Saign. Mi bosque me permita pagarles un sueldo rentable. Como yo poda quedarme continuamente en Dalat, asum el ttulo de canciller de la universidad, que tena a su lado un consejo de algunos obispos, entre ellos el obispo de Dalat, Monseor Hin, mi antiguo alumno en el Seminario Mayor de Hu, y Monseor Piquet de las misiones extranjeras de Pars, obispo de Nhahang. Al Padre Thin, a quien mand a Francia para que consiguiera su ttulo acadmico, lo nombre rector de la universidad.
As que la misericordia del Seor me permiti realizar este proyecto, que era considerado utpico cuando la Santa Sede nos lo encomend. Ms de 15 aos han transcurrido desde esta fundacin. Estoy en el exilio en Europa. Estos quince aos de existencia se han celebrado con grandiosas fiestas, que han visto unidos a los obispos de Vietnam Central y del Sur con los representantes del gobierno de Saign (que an no ha cado en las garras de los comunistas), la Santa Sede ha enviado un mensaje de alabanza y se dieron varias conferencias: slo se ha olvidado al fundador de la universidad, pues su nombre no agrada al Vaticano de hoy: todo est bien si acaba bien. Yo cre la universidad para obedecer al Vaticano de entonces. Dios me ayud. Todo honor y toda gloria a l por los siglos de los siglos. Amn.

* * *

Despus de la partida de Monseor Drapier recibimos un delegado apostlico irlands: Monseor Dosley, antiguo procurador de los misioneros irlandeses de San Columbano (y luego de los australianos). Fue elegido y tuvo que aprender francs, para poder comunicarse con nuestros misioneros, nuestros sacerdotes y nuestras autoridades. Monseor Dosley es un hombre santo (vive an), pero no conoci anteriormente Vietnam, cuando estaba bajo gobierno francs. No poda hacerse una idea de la amenaza de los comunistas de Ho-chi-Minh.

Haba diferencias entre l y yo. Me llamaba pesimista cuando yo le propona adoptar medidas de precaucin para reducir al mnimo los daos caso de que los comunistas hubieran de ganar la supremaca. Por ejemplo: mandar traducir al vietnamita todos los manuales de filosofa y teologa empleados en nuestro seminario; prever escondites para el vino de misa, pues las vides que crecan en Vietnam no ofrecan uvas apropiadas para el vino de misa; no dar a conocer los nombres de los nuevos sacerdotes; conseguir de la Santa Sede para cada obispo la potestad de nombrar uno o dos sucesores sin tener que pedir posteriormente permiso a la Santa Sede, para el caso de que se obstruyera el contacto con el Vaticano, etc. Monseor Dosley, que confiaba en las promesas optimistas de la armada francesa, me reprochaba pesimismo. Fue sorprendido por la ola de los comunistas en Hanoi, y durante meses fue su prisionero junto con su secretario, un compatriota suyo, sacerdote de los misioneros de San Columbano. Fue liberado al final de sus fuerzas fsicas y espirituales y llevado en una camilla en un avin para regresar a Europa. Cuando, despus de su convalecencia, me encontr como exiliado en Roma, me dijo humildemente: Monseor, usted tena toda la razn.

Yo no era profeta ni adivino, pero prevenir no hace mal, mientras que es imperdonable dejarse apresar por negligencia. Ahora, la Santa Sede ha tenido que permitir a los obispos de Vietnam tener en vida uno o dos obispos auxiliares, de los que uno es el coadjutor.

Despus de Monseor Dosley tuvimos otros delegados apostlicos, como Monseor Brini, que hoy es secretario de la Santa Congregacin para el Este, Monseor Caprio, que ocup el puesto de Monseor Benelli cuando ste fue ordenado cardenal de Florencia.

Monseor Brini era delegado apostlico cuando la Santa Sede en Vietnam estableci la jerarqua, antes estos obispos slo eran vicarios apostlicos. As que a Monseor Brini le encomendaron dar posesin de su cargo a los vicarios apostlicos que ahora se haban hecho arzobispos (de Saign, Hu y Hanoi) u obispos (para las dicesis restantes). Monseor Brini fue a Hu para darme la posesin del cargo de arzobispo. Como estaba muy agotado a causa de nuestro clima, me encomend luego dar posesin a los obispos que pertenecan al mbito de influencia del arzobispado de Hu. Por eso tuve que ir a Quinhn, a Kontum y a otros lugares para establecer a los titulares. Monseor Caprio era ms diplomtico que Monseor Brini, que no haba visitado la Academia de los Nobles eclesisticos, donde se formaban los futuros diplomticos de la Santa Sede (ah se form Pablo VI). Monseor Brini, con vocacin tarda, se hizo sacerdote despus de haber obtenido su ttulo de doctor en derecho civil. Ingres en el Russicum, el seminario para los rusos catlicos. Ah aprendi este idioma, lo que le sirvi de trampoln para llegar a ser ahora secretario de la Santa Congregacin para el Este, y, si Dios le concede vida, futuro cardenal.

* * *

Como desde hace ms de 40 aos, en calidad de delegado apostlico, estoy en contacto con un gran nmero de representantes de la Santa Sede, entre ellos algunos que fueron elegidos de entre los misioneros, y otros, diplomticos de oficio, que aprendieron su oficio en la Academia Pontifical Eclesistica, que fue antiguamente la Academia Pontifical de los Nobles al servicio eclesistico y que fue fundada en 1701, creo poder hacer esta observacin: qu funcin cumplen estos representantes de la Santa Sede? Deben informar a Roma de la situacin religiosa en el mbito de la delegacin. Para ejercer esta funcin, me parece que los misioneros de oficio son ms experimentados que los diplomticos jvenes, que slo han estado en contacto con las dicesis de Europa ya organizadas.

La nacionalidad de estos delegados que salen de la Academia Pontifical era hace menos de diez aos predominantemente italiana: casi siempre eran italianos del sur, donde la pobreza es la situacin normal del clero. Para huir de ella, slo hay una puerta: la de la carrera diplomtica, donde uno puede ser promovido muy rpidamente a prelado y luego a a arzobispo. Se tiene el privilegio de ver mundo, pues los diplomticos cambian su puesto cada diez aos. Luego se asientan como cardenales, y a menudo llegan a ser prefectos de las Santas Congregaciones y, a veces, pastores supremos. As que la diplomacia conduce a todo. Pero form Jess as a sus apstoles? No s lo que debo contestar. Mi poca experiencia personal me dice que se podra hacer algo mejor por el bien de la Iglesia.

He llegado ahora a un punto de inflexin en mi vida eclesistica. Tras 22 aos de ministerio episcopal, soy transladado como arzobispo al arzobispado de Hu: en la reconfiguracin de la jerarqua de Vietnam, que anteriormente constaba de vicarios apostlicos, en obispados y arzobispados, aunque siempre dependientes de la Santa Congregacin de Propaganda Fide, que ahora se llama tambin Congregacin para la evangelizacin de los pueblos.

Por qu a Hu, mi ciudad natal? Normalmente, la Iglesia evita nombrar para la direccin de una dicesis a un obispo que procede de la familia de ella. El motivo es evidente. En Vietnam, los antiguos emperadores evitaban tambin nombrar como gobernadores de una provincia a aquellos que procedan de ella, porque se poda sospechar que beneficiaban a su familia. pero en Hu seguan viviendo mi madre, mis hermanas y mis hermanos. Mi antiguo profesor, el cardenal Agapganian, prefecto de la Santa Congregacin para la Propagacin de la Fe, me revel el motivo de esta excepcin: Hijo mo, me dijo, t deberas haber sido arzobispo de Saign, pero en Saign gobierna tu hermano, el presidente Dim. Si t hubieras pasado a se arzobispo de Saign, entonces el poder poltico y el religioso habran estado en manos de los miembros de una sola familia. Por eso te han nombrado para Hu, porque Hanoi est en manos de los comunistas.

Mi destino parece ser reedificar ruinas y reconstruir, a partir de fragmentos, ya un episcopado el de Vinhlong, ya una universidad la de Dalat. Un trabajo muy duro, sobre todo cuando se empieza de cero, pero tiene una ventaja: se hace lo que se quiere. Por el contrario, levantar sobre ruinas incluye la minuciosidad de conservar aquello que todava se puede emplear. En Hu, un antiguo episcopado, si yo tena que construir un Seminario Menor totalmente nuevo, porque el antiguo seminario de Anninh estaba en zona comunista, tena que agrandar ahora el Seminario Mayor de Phu-xun, un edificio honorable, de casi cien aos, que antiguamente albergaba como mucho a 30 clrigos, para acoger en la capilla, en las aulas de enseanza y en el dormitorio, ms de 100 seminaristas mayores, que pertenecan a Hu y a los obispos, que eran dependientes del arzobispado. Por fortuna, no faltaba tierra.

La dicesis de Hu, conocida por la buena fama de su clero instruido y piadoso, era la ms pobre de Vietnam. El motivo? La persecucin, que dur ms de 200 aos, haba cado sobre todos los propietarios de las dicesis y parroquias de Vietnam. Cuando la fe religiosa fue restablecida por la conquista francesa, el gobierno vietnamita tuvo que conceder damnificaciones a las misiones catlicas por la destruccin de las iglesias y las otras instituciones catlicas. Las misiones emplearon este dinero para comprar campos de arroz o para edificar iglesias. En esta poca, Hu tena un obispo de Cochinchina, Monseor Caspar, un alsaciano de la misin extranjera de Pars. En Cochinchina, la misin viva de los campos de arroz. As que este prelado quera aplicar la misma poltica que en Saign, y adquiri campos de arroz con las damnificaciones destinadas a la dicesis de Hu. Pero la situacin de los campos de arroz en Hu era distinta a la de los de Cochinchina, donde haba arrozales buenos y ms baratos. Por el contrario, en Hu haba pocos campos de arroz, y sobre todo pocos buenos. Los representantes que el obispo emple para la compra de arrozales no eran todos honrados. El resultado fue trgico: se compr a precios horrendos hectreas de arena o verdaderos campos de arroz que fueron comprados mientras sus autnticos propietarios no los haban vendido. Por eso surgieron terribles querellas cuando el episcopado mand gente para trabajar estos campos. El desastre era irreparable.
Me hallaba ante una situacin imposible. Por fortuna me ayud mi hermano, el presidente Dim, generosa y discretamente. Gracias a sus limosnas cuyo nmero slo Dios conoce, puede construir un Seminario Menor moderno, a dos pasos del palacio episcopal, y ampliar mi Seminario Mayor, reparar la catedral desmoronada, modernizar el palacio episcopal para recibir ah a sacerdotes que estuvieran de viaje, y construir una casa para sacerdotes ancianos.

Un problema ocupaba mis pensamientos: cmo liberar a esa dicesis de Hu de su pobreza? cmo dotar a cada parroquia con los medios para satisfacer sus necesidades normales, como haba hecho en Vinhlong? Pues bien, justamente en este momento, el gobierno de mi hermano Dim promulg una ley agraria que fijaba prstamos para la reforestacin de los terrenos no cultivados que pertenecan a las comunidades o parroquias.
Ahora bien, en las provincias de Tha-Thas (Hu) y en Quangtri, que conformaban mi dicesis, se encuentran terrenos arenosos que estn a la venta a un precio ridculo. As que formul un requerimiento al Estado pidiendo un prstamo de varios millones de piastras para reforestar estas tierras. Al cabo de diez aos, devolveramos al Estado el dinero prestado junto con intereses. Congregu a mis sacerdotes y les expuse el proyecto: si una parroquia con tierras no cultivadas en las cercanas desea un prstamo para cultivar estas tierras, el prroco, con aprobacin de su parroquia, formulara un requerimiento en el que estaran indicadas estas tierras, la cantidad del prstamo necesario y el tipo de los rboles que haba que plantar. Tras el examen a cargo del consejo episcopal y una reflexin suficiente, el prstamo se entregara al prroco, y l comenzara con la reforestacin. Y cada ao, en el momento del ejercicio espiritual anual, informara al consejo episcopal de su trabajo. El examen de las localidades y de los resultados sera emprendido por los decanos del distrito respectivo.

La mayora de los prrocos formul requerimientos en este sentido. Pero en estos terrenos arenosos slo poda vivir y crecer un tipo de rbol, una clase de nogal que los franceses llaman filao. Da una madera de nogal aceptable, peo es una madera muy buena para calentar. Crece muy rpido y tiene muchas ramas con muchas hojas, que son apropiadas para cocer el arroz y los alimentos. Y cuanto ms se podan las ramas, tanto ms rpidamente brotan otras ramas. As que, tras la venta de esta madera de fuego, al cabo de diez aos normalmente la parroquia habra pagado el prstamo con los intereses.
Nota bene: el prstamo no era obligatorio. Quedaba al arbitrio del prroco pedirlo o no. En este caso, un nuevo prroco, si quera poblar un terreno descuidado por su predecesor, poda formular su requerimiento al consejo episcopal, para recibir un prstamo para la reforestacin. Pero para ir seguro, impuse al decanato una responsabilidad colectiva para la plantacin, el pago del prstamo y la explotacin de la plantacin.
Puesto que del prstamo concedido por el Estado quedara una suma restante grande, con este resto compr un terreno pantanoso, y por tanto no caro, que haba enfrente de mi palacio episcopal, y mand construir un gran edificio, con habitaciones que se alquilaran a los funcionarios estatales que estaban de servicio en Hu... y una gran plantacin de cocoteros y una plantacin de filao en Longc para las necesidades de la sede episcopal.

Gracias a Dios, este proyecto pareca ser muy prometedor. Todos se pusieron manos a la obra, y durante los aos transcurridos en Hu, la mayora de las parroquias logr reunir el dinero de la venta de las ramas de filao que eran cortadas cada ao, mientras que el edificio construido en la zona pantanosa ante el palacio episcopal, que estaba totalmente alquilado, aseguraba al episcopado ingresos continuos y muy interesantes.

Desgraciadamente, el destino de Hu es seguir siendo pobre, pues los vietcongs (comunistas) se infiltraron por todas partes en mi dicesis, que estaba a unos 50 kilmetros de la frontera comunista, y los guerrilleros comunistas hostigaron nuestras dos provincias y prohibieron a nuestros prrocos devolver el prstamo al gobierno de Saign. De esta situacin surgi una acusacin inconcebible del arzobispo Din, que la Santa Sede haba nombrado como mi sustituto en la sede de Hu estando yo exilado en Europa. l me acus entonces de haberme embolsado en mi propio bolsillo los millones prestados por Saign para la reforestacin. La Santa Congregacin para la Propagacin de la Fe me escribi una carta que informaba sobre esta infame acusacin en el momento en que yo regresaba a Roma, despus de haber enterrado a mi sobrina. Era la hermana mayor de mi hermano Nhu, que haba sido atropellada en Pars por dos camiones conducidos por conductores americanos.
Contest enseguida a la Santa Congregacin que haba de hacer saber a mi acusador: primo: que el obispo Din, que vive en el palacio episcopal construido con mi propio dinero, debe pedir al Padre procurador de la misin, que vive en el palacio episcopal, que le entregue los documentos que conciernen a los prstamos concedidos a las parroquias para la reforestacin. Secundo: el obispo Din debe visitar las grandes plantaciones de cocos y de filao en Lange. Tertio: no ha recaudado el obispo Din el alquiler del edificio que yo mismo constru y que se encuentra enfrente de la casa en la que l vive? Por ltimo me reservaba el derecho de citarle por calumnia ante el tribunal de Rota.

Adems: como existan ya enlaces postales entre Europa y Vietnam del Sur, escrib a mis sacerdotes de Hu y les reproch no haber informado a mi obispo auxiliar sobre el proyecto de reforestacin. Pero estos sacerdotes me contestaron que, durante el ejercicio espiritual anual, ellos haban dicho a Monseor Din la verdad sobre el prstamo del gobierno, que el obispo Thuc nunca haba visto este dinero conservado en la procuradora. As que Monseor Din me haba acusado de robo aun sabiendo que era una calumnia. Asustado por mi amenaza de llevar esta historia ante el tribunal romano, Monseor Din me pidi perdn. Ah tenemos la sinceridad de este amigo excelente de Pablo VI, del Papa que me oblig a retirarme antes del plazo legal, para que Monseor Din fuera nombrado arzobispo de Hu y pudiera realizar su praxis de ofrecer la mano a los comunistas, para enterrar al gobierno de Saign. Y Monseor Din se sirvi de los millones, cuyo propietario era yo, sin pedirme permiso!

* * *

El edificio que serva de procuradora de la misin de Hu fue modernizado con la instalacin de duchas y baos en cada habitacin, y se construyeron habitaciones para acoger a sacerdotes enfermos o jubilados, para que pudieran alegrarse de la visita de sus hermanos que fueran a ver al procurador o al obispo. Y se construy un edificio de oficinas para la Action Catholique, con una habitacin para el sacerdote encomendado con esta Action.
Despus de todo eso, pens en construir una nueva catedral, pues la antigua, que haba construido haca ms de 25 aos el anterior prroco, que luego se hizo vicario apostlico de Hu, estaba amenazada de ruinas. El techo y las vigas, atacados de termitas, se derrumbaran con el primer tifn.

La nueva catedral, cuyo plan haba hecho un vietnamita no catlico, un laureado de la escuela francesa de Roma, era de un modernismo moderado. Hecha de hormign armado, y por tanto resistente a los tifones y a las termitas, ofrecera un lugar conveniente para las festividades religiosas y sera lo bastante grande para 5.000 personas. Yo tena una suma para comprar materiales, mientras que la mano de obra la pondran los parroquianos de Ph-cam (la parroquia de la catedral y mi parroquia natal). Es decir, mano de obra gratuita, bajo la direccin de expertos pagados. No pude seguir esta construccin hasta su terminacin, y mi sucesor, Monseor Din, tuvo el honor de consagrar la nueva catedral en una concelebracin con la mayora de los sacerdotes de la archidicesis. Cuando yo me march, el interior de la catedral estaba terminado: ya slo faltaba construir la fachada. Como ya he dicho antes, tuve que ampliar el Seminario Mayor de Hu, que pas a ser seminario regional para Hu y las dicesis sufragneas de esta capital; ampliar la capilla, para que albergara a ms de 100 seminaristas mayores: la vieja slo tena 30 plazas. Hubo que acondicionar para su nuevo destino el refectorio, las aulas de enseanza, la casa de los profesores. Dios quiso que yo pudiera estar presente en la terminacin de este seminario regional.
Como el Seminario Menor estaba en el territorio ocupado por los comunistas del norte, encontr un sitio en medio de la ciudad de Hu, y pude construir un seminario de hormign armado para 300 alumnos, con una hermosa capilla, una cocina con vivienda para las hermanas cocineras, un campo de ftbol. Todo eso, el Seminario Mayor y Menor, con el dinero de mi hermano, el presidente.

* * *

Cuento todo esto por extenso para que aquellos que vengan tras de m recuerden al gran benefactor de la dicesis de Hu. Pues hay que agradecer a su generosidad que, durante mi breve estancia en Hu, yo pudiera terminar todo este programa de modernizacin. Mi hermano jams mencion a nadie ni una palabra sobre su ayuda desinteresada, as como hizo con las obras de construccin de la parroquia vietnamita de Pars. Por desgracia, su discrecin la aprovech el Padre Grn, quien proclam urbi et orbe que los edificios de esta parroquia haban sido pagados de su propio dinero. De dnde debera haberlo sacado l, que haba huido a Pars por miedo a los comunistas y sin un nico penique en el bolsillo? Mi hermano no me cont ni una palabra acerca de esta ayuda. Slo lo supe gracias a la seora Nhu, que fue testigo de la conversacin entre el presidente y el Padre Grn.

As pues, las pretensiones del Padre Grn en cuanto a la propiedad de la capilla y del curato en esta parroquia vietnamita en Pars son, en el fondo, un robo, as como todos los beneficios que le han surgido de ah, por ejemplo la explotacin del restaurante que est instalado debajo de la capilla y que visitan muchos clientes vietnamitas y extranjeros. sta es la fuente de la riqueza de este sacerdote, que se hizo multimillonario, que posee villas y otros restaurantes. Por desgracia, este sacerdote, que se haba convertido a la fe catlica y que en su momento era tan piadoso, no pudo resistir a las tentaciones del oro. Hecho traficante, ha logrado traerse a sus hermanos desde Vietnam a Pars, y toda la familia viaja ahora en un coche de lujo. Que el buen Dios le conceda arrepentimiento y regresar a la piedad de su juventud.
Durante los aos como arzobispo de Hu, mi vida estaba muy llena. Me iba hacia las 9 a la cama y me levantaba pronto para la meditacin y para la misa. Luego vena la correspondencia. Todo haba terminado hasta las 7. Entonces iba a Ph-cam a llevar la comunin a mi madre, que yaca en cama paraltica de artrosis, luego me diriga a la obras, para inspeccionar los trabajos de construccin.

Hacia las nueve estaba en el palacio episcopal, para recibir a sacerdotes y diocesanos que queran verme. Por cuanto respecta a los sacerdotes: se me presentaban con un papel donde estaban sus ruegos o preguntas. As poda responderles con pocas palabras y escribirles luego si la pregunta requera una reflexin ms larga. De este modo, los cfrades no tenan que quedarse eternamente en Hu, sino que podan regresar a sus parroquias como muy tarde el da siguiente a su llegada al palacio episcopal.
Cada mes convocaba el consejo episcopal, que constaba de provicarios y superiores de distrito, para que me entregaran todas las informaciones sobre sus distritos.

Un asunto me importaba mucho: mi archidicesis tena que ser autosuficiente, es decir, econmicamente autnoma. El mismo problema y la misma preocupacin que en Vinhlong. Roma, es decir, la Santa Congregacin para la Propagacin de la Fe, tiene que satisfacer las necesidades de las misiones. El dinero viene de los fieles: miembros de la Obra para la Propagacin de la Fe, de la obra de la Santa Infancia, de la obra del Apstol San Pedro. Las dos primeras obras las haba fundado una cristiana francesa de Lyon. As que Vietnam, aunque an era dependiente de la Santa Congregacin para la Propagacin de la Fe, tena su jerarqua, que no constaba de vicarios apostlicos sino de arzobispos. As pues, la Vietnam catlica tena que mantenerse por s misma y entregar las limosnas de las obras misionales papales a las autnticas misiones. Pero cmo hacer comprensible este concepto a nuestros cristianos? Cmo educarlos en esto?
Ante todo, haciendo a nuestras parroquias autnomas con el dinero eclesistico. Y para ello, se tena que hacer contribuir a nuestros creyentes en el establecimiento del presupuesto de la parroquia. El prroco puede congregar a sus parroquianos y darles a conocer las necesidades monetarias de la parroquia: escuela, hermanas maestras, culto, etc., y la contribucin de cada persona adulta conforme a sus posibilidades. As, la limosna ms pequea, la ms pequea contribucin monetaria, pasa a conocimiento de todos, y asimismo toda la parroquia conoce los gastos. Normalmente, para nuestros parroquianos debera bastar con renunciar cada semana a un paquete de cigarrillos para poner en marcha su parroquia.
Normalmente a los prrocos no les gusta este modo de proceder, ellos prefieren recibir el dinero sin exponer pblicamente los gastos, mientras que los cristianos quieren saber qu se ha hecho con sus contribuciones. La parroquia tiene que tener una sola alma. Poco a poco uno se acostumbra a ello, y cada uno est orgulloso de poder mantenerse por s mismo. No s si mi sucesor ha seguido animando a nuestros fieles a cumplir con su deber, y a nuestros sacerdotes a compartir sus preocupaciones con sus ovejas, pues es ms cmodo no dar cuentas de la administracin ni tener que discutir sobre ello para recibir el consentimiento de los parroquianos, sino disponer sobre su dinero eclesistico al propio arbitrio... Un dilogo es ms fatigoso que decidir todo por dictadura.
En Vinhlong tuve que mover siempre a mis sacerdotes al dilogo con sus fieles. Pero no es complacencia, sino simple y llanamente justicia, disponer sobre el dinero de otras personas slo con su consentimiento. Uno se acostumbra enseguida a ello, pues el hombre es la imagen aunque muy plida de Dios, su creador, que es todo justicia.

* * *

Mis sacerdotes de Hu (mi querida patria) o son ms viejos que yo y me conocieron como alumno en el seminario, o con mis compaeros de estudios y mis alumnos en el Seminario Mayor, o finalmente mis cfrades ms jvenes en el sacerdocio. Conocen mis debilidades, pero tambin todos ellos estn agradecidos por mi respeto e inclinacin hacia ellos. Saben que yo, como todo hombre, puede hacer algo falso, pero tambin estn convencidos de que he intentado poner la archidicesis de Hu cuanto menos a la misma altura de las otras dos archidicesis (Saign y Hanoi).
En lo intelectual y en cuanto a celo apostlico, son equiparables a las otras dicesis o incluso tal vez ms avanzados. Econmicamente son pobres, slo tienen para vivir las limosnas de misa, pero se las arreglan bien con la conversin de los paganos.

Saben que la carga que se les impone es necesaria para su bien y el de la dicesis. Por eso, pese a que yo fuera suspendido del cargo de mi archidicesis sin una razn legtima, una archidicesis que nunca vivi tal florecimiento como en los aos de mi administracin, mis sacerdotes siguieron fieles a m, al margen de los pocos que conformaban el crculo de mi sucesor, Monseor Din. ste advirti enseguida este estado y se quej a la Santa Sede sobre esta falta de inclinacin hacia l, y crea que yo estaba tramando una oposicin latente. Me tuve que defender y exig de la Santa Congregacin para la Propagacin de la Fe pruebas de mis actividades secretas. Pues bien, yo jams escrib otra cosa a mis pocos contactos de mi antigua sede episcopal sino que ellos deben obedecer a su obispo, y que la obediencia es ms valiosa que todos los sacrificios. Ah qued la cosa. No tengo que lamentar mi comportamiento hacia Monseor Din, porque los miembros de mi clero que han huido a Amrica o a Europa me siguen demostrando su inclinacin hacia m despus de mi larga ausencia de Vietnam.

* * *

Quiz uno se pregunte por qu me importaba tanto tener un Seminario Menor en Hu, un Seminario que era capaz de acoger a 300 estudiantes. Fue porque nuestros cristianos en Hu son pobres y porque en Hu hay una escuela de enseanza secundaria cuyo director era yo. Y all se tena que pagar matrcula, por lo que no era accesible para la gran mayora de los catlicos. Los seminaristas que siguieron hasta el sacerdocio no son muy numerosos, pero aquellos que abandonan el seminario se ganan bien la vida como empleados del Estado. Ah nos prestaron muchos servicios. Actan tambin como dirigentes de la Action Catholique, lo cual es an mejor.

Pero no he olvidado la cuestin de las vocaciones tardas. A nuestros sacerdotes en el Seminario les di la siguiente indicacin: acoger amorosamente a estos jvenes, aconsejarles que acaben sus estudios ah donde los hubieran comenzado para conseguir el ttulo de bachillerato. Despus de estos estudios secundarios, acogerlos en el seminario para hacer que aprendan dos aos de latn. Luego ingresan en el Seminario Mayor. Pero entre tanto, para que conserven su orientacin al sacerdocio, reunirlos los das libres en el Seminario Menor, para que participen de la vida de los seminaristas y hablen con ellos sobre la vocacin. Este contacto regularmente repetido y frecuente es indispensable, pues el mundo seduce, y la situacin espiritual sobre todo en Hu es, desde el punto de vista econmico, poco brillante. Se puede decir que las vocaciones tardas son ms constantes y engendran sacerdotes mejores que aquellos que vienen al sacerdocio por el camino normal del seminario? Nada lo demuestra. He visto vocaciones tardas que han fracasado, y otras que han aguantado, como sucede tambin en aquellos que son educados en nuestros seminarios.

Uno de los fines de mi administracin en Hu fue hacer de nuestras hermanas de la cruz verdaderas religiosas con los tres votos. Pues bien, Hu tena 5 conventos: en Dilsan, una gran comunidad cristiana en la provincia de Qung-tri, en DoDg-son, provincia de Hu, Ph-cam, tambin en Hu, y Kbang, en la provincia de Qung-Binh. Cada convento tena sus bienes, su noviciado, su mbito de accin de trabajo apostlico, su escuela. Lo que tenan en comn era la alta de los votos de la orden, y eso desde la fundacin hasta el comienzo de la evangelizacin de Vietnam.
El primer vicario apostlico de Vietnam hall algunas asociaciones de mujeres con vida comunitaria, pero sin ningn lazo espiritual. Les dio una regla para la vida comunitaria sin votos ordinarios. Ciertamente, aquello era cmodo para quienes las empleaban a su servicio, es decir, el obispo y los sacerdotes. Se las poda emplear para todo: ensear a los catecmenos, cocinar para los seminarios, para los hospitales, recoger las cosechas en los arrozales de la misin, etc. Estaban a disposicin del los prrocos, trabajadoras con un suelo muy pequeo, trabajadoras que trabajan da y noche cuando se las necesita. Un mnimo de ejercicios piadosos, un mes de vacaciones al ao, y eso hasta que no puedan ms. Entonces la casa materna las vuelve a acoger y las entierra. As pues, ningn derecho, ninguna defensa, un mnimo de formacin religiosa.
Pues bien, la mujer vietnamita es admirable por su entrega, por su destreza y tambin por su heroicidad. Quiz sea superior al hombre vietnamita. Los primeros agitadores contra los intrusos en Vietnam los chinos fueron las dos hermanas Trung-trc y Trung-Nhi. Alzaron el estandarte de la revolucin, derrotaron a los chinos en diversas batallas, y luego, cuando estaban sitiadas por las fuerzas superiores, se suicidaron ahogndose en el ro. Pero nuestros compatriotas siguieron su ejemplo y lograron expulsar a los chinos de Vietnam tras mil aos de ocupacin.

Cuando yo era obispo en Vinhlong, nuestras dos rdenes de hermanas de la Cruz, la de Cai-mon y la de Cainhum, haban jurado sus votos de orden haca poco, pero su empleo a cargo del clero en las parroquias era abusivo. Las hermanas eran enviadas de dos en dos: una mayor y una joven, es decir, una comunidad difcil. En teora tenan que ir siempre dos juntas. En la prctica estaban a menudo solas: por ejemplo cuando el prroco enviaba a una a a parroquia a recoger algo o a la iglesia para traer alguna cosa. As que un prroco artero poda estar solus cum sola con una joven religiosa, a la que podra cortejar o abusar de ella. Y eso sucedi, no a menudo, pero s alguna vez. A quin debera quejarse? La misin de las religiosas dura 10 meses, slo regresa a la orden los dos meses de junio y julio, para descansar.

Frmense ustedes su propio juicio sobre mi perplejidad cuando, en la confesin, la religiosa me contaba que cada mes slo haba recibido rara vez la misa y la comunin, porque tena que quedarse con sus catecmenos en la pequea parroquia. Sin embargo, los domingos y das de fiesta el sacerdote slo celebra una misa en su parroquia principal, donde tiene su sede. As pues, mucho trabajo, una alimentacin no muy rica, porque la joven religiosa la ha tenido que preparar y comer a toda prisa. Visita de los catecmenos, no slo mujeres y nios, sino tambin hombres maduros y jvenes vigorosos. Alimento espiritual muy pobre. Si estas hermanas podan resistir a la tentacin, eso era herosmo. As que tuve que prescribir a mis prrocos que pagaran el viaje a las hermanas, para que todas las semanas pudieran ir a la misa, a la confesin y a la comunin, al menos una vez. En caso contrario, se las quitara. Para su enseanza, las mandaba (a las jvenes) a Saign, a las hermanas francesas de San Pablo de Chartres, para que obtuvieran el diplme lmentaire, y las ms dotadas, el brevet lmentaire, y durante el postulado y noviciado se hicieran hermanas maestras. Con estos pobres diplomas, estaran como acadmicas ante nuestros sacerdotes, los cuales, aparte del latn, no tenan ningn diploma estatal. En consecuencia, se las empez a respetar cada vez ms. Y cuando yo fund la universidad catlica en Dalat, algunas fueron ah y pudieron obtener una licenciatura, pues la mujer vietnamita es muy inteligente.
As que en Hu escog de cada orden a dos hermanas y las mand a Dalat, a las cannicas de San Agustn, que tenan ah una escuela de enseanza secundaria. All, estas hermanas de la Cruz terminaban un noviciado como autnticas religiosas, y luego volvan a Hu. Y desde entonces todas las religiosas, tanto las mayores como las jvenes, tenan que terminar su noviciado y hacerse autnticas religiosas, pues en Hu el noviciado y la escuela de enseanza secundaria estn juntos, en el antiguo palacio del delegado apostlico.

Este palacio de la delegacin de Hu lo haban puesto a mi disposicin, porque, desde que Saign era la capital poltica, el delegado haba obtenido una sede en esta ciudad para estar cerca del gobierno civil. Ahora hay una superiora general para todas las rdenes. Ella reside en la casa y dispone sobre la propiedad de mi familia donde yo nac, junto con su consejo, del que forma parte una sobrina ma que posee una licenciatura obtenida en Roma. Las rdenes conservan sus posesiones, pero pagan por la manutencin del noviciado comn y de la escuela secundaria. As pues, esto es un xito, que es para m un verdadero consuelo.
Sopla en Vietnam un fuerte viento de persecucin, pero las religiosas estn bien preparadas para resistirlo, como lo hicieron sus antecesoras en los 200 aos de persecuciones. Ninguna hermana de la Cruz ha calumniado a Jess pisando el crucifijo con los pies, mientras que un sacerdote y un seminarista lo han hecho. ste ltimo, a diferencia del primero, se arrepinti de su cobarda y se dej aplastar bajo las patas de un elefante guiado por sus perseguidores. El sacerdote tena el nombre de Duyt, y el seminarista, el bienaventurado Bot. Eso justifica mi opinin sobre el valor de la mujer vietnamita, nica en el mundo.
Todo esto sucedi en el perodo de tiempo relativamente breve entre 1960 y 1968, 8 aos de los cuales yo pas la mitad en Roma, primero para tomar parte en la preparacin del Concilio, y luego con mi asistencia al Concilio Vaticano II. Eso fue el ltimo destello de mi actividad sacerdotal y episcopal. El resto de mi vida es una serie de fracasos, cuyo curso referir despus de haber descrito mi modesto papel en el Concilio pastoral.

 
(c) 2004-2018 brainsquad.de